La memoria DDR3 subirá de precio un 50%, ¿en qué te afecta esta subida?

Se espera que hacia septiembre de 2021 llegue la 12ª generación de procesadores Intel Core (Alder Lake), y con esta llegará la primera plataforma que utilice memoria RAM DDR5. Los fabricantes están preparando ya su producción en masa en previsión para que no haya falta de stock, y para ello muchos han tomado la decisión de dejar de fabricar ya chips de memoria DDR3, lo que significa que su precio se disparará, según los analistas, en un 50%.

Es probable que para la mayoría de vosotros os parezca absurdo que a estas alturas estemos hablando de memoria DDR3 cuando la RAM DDR4 ya lleva muchos años establecida en el mercado y, de hecho, en el nicho del PC de sobremesa es por mucho la más utilizada. No obstante, la memoria DDR3 se sigue utilizando en muchas de sus variantes en otro tipo de dispositivos del mercado, así que este aumento de precio hará que otros componentes suban de precio irremediablemente.

¿En qué afecta la subida de precio de la memoria DDR3?

Son muchos los dispositivos que incluso en pleno 2021 siguen utilizando memoria DDR3: routers, smartphones, PCs de bajo consumo, tablets… la lista de dispositivos es muy amplia, y es que incluso SSDs utilizan DDR3 como memoria caché. En la actualidad, fabricantes como Samsung, Micron y SK Hynix han tomado la decisión de dejar de fabricar ya chips de memoria DDR3 para hacer hueco a la DDR5, y esto significa que habrá falta de stock y que su precio se disparará.

Chips de memoria DDR3

Solo algunos pequeños fabricantes de Taiwán como Windbond Electronics, Jinghao Technology y Etron seguirán produciendo memoria DDR3, pero lo harán a pequeña escala porque obviamente no poseen la potencia de fabricación de las marcas más grandes que hemos mencionado antes. Esto significa que la memoria DDR3 no desaparecerá, pero se fabricará con un volumen previsiblemente demasiado bajo para la demanda que todavía hay en el mercado.

Este incremento de precio nos afectará a los consumidores más de lo que esperamos, especialmente teniendo en cuenta que su tecnología es ya a todas luces anticuada. Previsiblemente, repercutirá en el precio que pagamos por dispositivos como routers, smartphones, SSDs, monitores e incluso en periféricos gaming que cuentan con memoria integrada, así que en última instancia estamos ante una muy mala noticia.

¿Por qué no se deja de usar este tipo de RAM?

No todo en la industria del hardware es relativo al PC, y aunque en nuestros equipos hayamos dejado de utilizar este tipo de memoria (al menos la inmensa mayoría, porque obviamente todavía quedan muchos usuarios utilizando PCs antiguos que aún usan RAM DDR3) eso no significa que la industria la haya abandonado.

Esta subida de precio probablemente propiciará que muchos fabricantes decidan actualizar de generación los chips que emplean en sus dispositivos, pasando a DDR4 o incluso a DDR5, pero también son muchos los que preferirán no invertir dinero en cambiar el diseño de sus productos y se aferren a este tipo de memoria aunque eso signifique tener unos costes más altos y por lo tanto tener que subir de precio sus productos.

Memoria DDR3

En esta industria, y muy especialmente cuando hablamos de fabricantes relativamente pequeños, cuando realizan una inversión en diseño quieren amortizarla durante el máximo tiempo posible, y para muchas de ellas el cambiar el diseño para adoptar una nueva tecnología de memoria puede tener un coste que no se pueden permitir asumir. Por lo tanto, seguiremos viendo dispositivos con DDR3 durante bastante tiempo todavía, y esto significa que presumiblemente su precio tendrá que subir.