GIGABYTE rompe las reglas de AMD: CPU Ryzen 5000 en placas A320

Siempre es bueno cuando los fabricantes de hardware no se olvidan de sus modelos antiguos, como es el caso que nos ocupa, ya que GIGABYTE ha actualizado el firmware de sus placas base con chipset AMD A320 para darles soporte a las gamas 4000 y 5000 de los AMD Ryzen. Veamos cuáles son los detalles para poner al día estas placas y cómo la compañía esquiva la bala y advertencia de AMD.

El chipset A320 de AMD no se pensó para el mercado entusiasta, sino que se ideó para ordenadores de gama baja, no obstante pese a utilizar el mismo socket, AM4, no es posible actualizarlos a una APU o CPU AMD Ryzen 4000 o 5000, una actualización que le iría muy bien a los usuarios de ordenadores con dichas placas base.

Si hacemos memoria recordaremos que se trata de placas base con un factor forma mATX sin ningún tipo de disipador de calor y por tanto se recomienda para las CPU AMD Ryzen cuyo número de modelo no termina con una X, es decir, destinadas a procesadores de gama baja. No obstante debido a su precio por debajo de los 100 euros los usuarios con menos presupuesto las escogieron para montar configuraciones gaming de gama media-baja con procesadores de arquitectura Zen 2.

Las GIGABYTE A320 con soporte Ryzen 4000 y 5000

placas base

El nuevo firmware de GIGABYTE para las placas base con chipset A320 desbloquea el soporte para los procesadores Ryzen 4000, los cuales son APU con núcleos Zen 2, y las CPU Ryzen 5000, basadas en Zen 3. No olvidemos que pese a que AMD en todas sus gamas Zen hasta el momento ha hecho servir el mismo socket para sus procesadores de escritorio, los chipsets más antiguos no soportan la última generación de procesadores.

En concreto han sido dos las placas base de GIGABYTE que han recibido la actualización: GA-A320M-H y GA-A320M-S2H. De cada una de ellas el fabricante lanzó tres revisiones al mercado y para las seis en total han lanzado firmware actualizado, cuyos enlaces os dejamos a continuación.

No es oro todo lo que reluce

Pese a que la actualización del firmware de las A320 de GIGABYTE da soporte para CPU tan potentes como el AMD Ryzen 9 5950X, hemos de tener en cuenta que no está pensada para los procesadores de alta gama de las diferentes familias de los AMD Ryzen, ya que la circuitería analógica no da suficiente potencia para el PDN del procesador. Por lo que si sois usuarios de las placas base A320 de GIGABYTE y queréis actualizar vuestras CPU a Ryzen 5000 una buena opción es optar por un 5600X o un 5800X como máximo.

El otro punto a tener en cuenta es la RAM, el rendimiento de todas las arquitecturas Zen depende mucho de la velocidad de la DDR4 y el firmware nuevo no permite aprovechar módulos de memoria mucho más rápidos que antes. Esto es un cuello de botella claro de cara a sacarle todo el jugo a un Ryzen 4000, pero sobre todo a un Ryzen 5000, por lo que el rendimiento que obtendrás será menor que con un cambio de placa base, al menos en ciertas tareas.

En todo caso es de agradecer que las placas base de GIGABYTE A320 reciban esta actualización de firmware para poder actualizar el procesador y con ello se salten las restrictivas políticas de AMD.

Fuente > WCCFTech

¡Sé el primero en comentar!