Esta es la respuesta de AMD a las GPU gaming de NVIDIA para portátiles

Esta es la respuesta de AMD a las GPU gaming de NVIDIA para portátiles

Josep Roca

No es ningún secreto que AMD tenía planes de entrar por todo lo grande en las GPU gaming para portátiles con RDNA 2, mercado en el que hasta el momento NVIDIA disfruta de una cómoda posición y que se verá amenazada por las apuestas de Intel y AMD. En el caso de esta última acaban de presentar sus GPU gaming para portátiles AMD RX 6000M basadas en RDNA 2.

La batalla entre AMD y NVIDIA para conseguir el favor de los entusiastas de los videojuegos ha sido hasta el momento desigual para AMD, dado que sus arquitecturas no solían terminar en los ordenadores portátiles gaming. Su último intento fue la RX 5700M que pasó con más pena que gloria por su limitada distribución. Pues bien, durante su presentación en la Computex, AMD ha presentado sus AMD RX 6000M, con las que pretenden plantar cara a NVIDIA.

Así son las nuevas GPU para portátiles AMD RX 6000M

AMD ha presentado hoy su gama de tarjetas gráficas para portátiles gaming Radeon RX 6000M, basada en su arquitectura RDNA 2 y trayendo consigo todas las novedades de esta arquitectura gráfica a los ordenadores portátiles como es el soporte para Variable Rate Shading, la Infinity Cache y el soporte para Ray Tracing.

La gama RX 6000M se basa en tres modelos; AMD Radeon RX 6800M, AMD Radeon RX 6700M y AMD Radeon RX 6600M. Donde la RX 6800M y la RX 6700M se basan en la variante Navi 22 que ya hemos visto en las AMD RX 6700 XT de escritorio. Mientras que la AMD RX 6600M se basa en una nueva variante de las GPU RDNA 2,  llamada Navi 23.

Con esas nuevas GPUs AMD pretende ganar cuota de mercado en las GPU gaming para portátiles, mercado que se les ha mostrado esquivo durante varias generaciones de ausencia o de presencia limitada con sus GPUs.

AMD Radeon RX 6800M

AMD RX 6800M

El modelo más potente de la nueva gama de GPUs gaming para portátiles de AMD es la Radeon RX 6800, la cual tiene casi las mismas características que la AMD RX 6700 XT al basarse en el chip Navi 22. Por tanto, una configuración de 40 Compute Units, un Game Clock a 2.3 GHz, 12 GB de memoria GDDR6 a 14 Gbps, 96 MB de Infinity Cache y un TGP de 145 W.

AMD la compara tanto frente a NVIDIA RTX 2070 como frente a las NVIDIA RTX 3080, ambas como es obvio en sus versiones para ordenadores portátiles. Frente a la RTX 2070 Mobile el aumento de rendimiento se sitúa entre un 40% y el 70% adicional. Comparando para ello juegos AAA de última hornada como son Assassin’s Creed Valhalla, Cyberpunk 2077, Dirt 5 y Resident Evil Village. Pero sus rivales directas son la RTX 3070 y la RTX 3080 Mobile, GPUs gaming frente a las que en muchos juegos de última generación se sitúa de tú a tú en cuanto a rendimiento según AMD también en los mismos juegos y Borderlands 3.

AMD RX 6800M

En cuanto a su rendimiento, la RX 6800M está pensada para los 1440p a 120 FPS en gran cantidad de juegos, rendimiento que alcanza de sobras en gran multitud de juegos sin problemas.

AMD Radeon RX 6700M

RX 6700M

En cambio la RX 6700M es un poco menos potente, ya que tiene una configuración de 36 Compute Unit aunque el mismo Game Clock a 2.3 GHz. No obstante la AMD RX 6700M tiene recortado su bus de memoria GDDR6 a los 160 bits, por lo que su configuración es de 10 GB. Todo ello bajo un TGP de 135 W.

AMD al contrario que los otros dos modelos no ha dado datos de rendimiento en comparación con otras GPU para portátiles que hay en el mercado.

AMD Radeon RX 6600M

AMD RX 6600M

El tercer modelo es la AMD RX 6600M, con el cual AMD lanza por primera vez su GPU Navi 23 con una configuración de 28 Compute Units, un Game Clock a 2177 MHz y una configuración GDDR6 de 128 bits de 8 GB. No obstante su Infinity Cache ha sido recortada a la mitad, ya que en vez de ser de 64 MB como debería ser por el ancho de banda de su controlador de memoria es de 32 MB.

AMD RX 6600M

AMD la sitúa cómo la rival de las RTX 3060 para portátiles, donde dependiendo del juego el rendimiento es superior en una o en otra. Aunque la RX 6600M parte de una enorme ventaja que es el hecho de disponer de 8 GB de memoria VRAM frente a los 6 GB de su contrapartida para NVIDIA.

AMD RX 6600M

Mientras que la AMD RX 6800M es la RX 6000M pensada para los 1440p, en este caso hablamos de una tarjeta gráfica pensada para ejecutar los juegos a 1080p. Según AMD esta tiene la capacidad para mover la gran mayoría de juegos AAA del momento a dicha resolución y a más de 100 fotogramas por segundo en cada uno de ellos.

Un ecosistema puramente AMD

AMD RX 6600M

Al igual que ocurrió con la presentación de las AMD RX 6000 para escritorio, las AMD RX 6000M se han ideado para funcionar mucho mejor que con las CPU de AMD, ya que están optimizadas para el AMD Smart Access Memory, la versión de la empresa de Lisa Su del Resizable BAR, una característica del PCI Express.

Pero una tecnología que nos pensábamos que no iba a volver tras su debut en la AMD RX 5700M primero y en PlayStation 5 después es el llamado SmartShift, un sistema en el que según la carga de trabajo de CPU y GPU la energía se redistribuye, permitiendo pequeños acelerones de velocidad de reloj a la GPU en momentos en los que la CPU no necesita tanta potencia para funcionar.

El AMD Smartshift comunica las unidades de telemetría de las CPUs AMD Ryzen Mobile con las de las nuevas GPU, por lo que se trata de una funcionalidad que no es posible con CPUs para portátiles de Intel al utilizar estas unidades distintas para medir elementos como la temperatura, el voltaje y la velocidad de reloj.

Los nuevos portátiles además estarán optimizados para las nuevas versiones del AMD Radeon Software, los cuales ahora permiten sacar de manera conjunta el rendimiento de sus CPU Ryzen con sus GPU AMD Radeon. Algo de lo que las nuevas GPU AMD RX 6000M sacarán provecho.