Cubot

Periféricos

Cubot Cheetah 2

  • 21 de diciembre, 2016 • 11:47
  • Juan Diego de Usera

Quien quiere un móvil decente en prestaciones y precio lo tiene cada día más sencillo… O más complicado en realidad. Dada la enorme variedad de marcas, modelos, tamaños y configuraciones internas, llega un momento que la variedad puede llegar a agobiar bastante. Sin embargo, siempre hay por ahí alguna perita en dulce que puede darnos lo básico y lo que más nos interesa a un precio rompedor e incorporando características que, hasta hace nada, se reservaban por completo a la gama alta. Ese es el caso de la unidad que os traigo hoy para análisis, el Cubot Cheetah 2.

Tener un móvil se ha convertido en una necesidad de hoy en día y dudo mucho que ninguno de los que estéis leyendo estas líneas no posea uno. Se ha convertido en una necesidad imperiosa el tener que estar localizable para todo el mundo a todas horas y en cualquier lugar. Para algunos, lo es por temas de trabajo. Para otros, lo es para estar en contacto con la familia. Para otros, por los amigos. Y la lista sigue y sigue ad infinitum. Y de entre todos los modelos que hay en el marcado, hoy tengo la suerte de poderos hablar del Cubot Cheetah 2, un móvil que destila estilo por los cuatro costados y cuya especificación de hardware no es la mejor del mercado pero ya os adelanto que cumple más que de sobra con lo habitual sin perder nunca el ritmo.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Las características técnicas del móvil son las siguientes:

  • Procesador: Mediatek MTK 6753 octacore 1,3 GHz 64 bits
  • Tarjeta gráfica: ARM Mali-T720 MP4
  • RAM: 3 GB
  • ROM: 32 GB
  • microSD: hasta 128 GB
  • Pantalla: 5,5″ IPS, cristal curvado 2.5D
  • Resolución: 1920 x 1080 píxeles
  • Batería: 3.000 mAh integrada
  • Cámaras fotográficas: trasera de 13 MP con sensor Samsung y frontal de 8 MP
  • WiFi: 802.11 b/g/n. Soporta tanto las bandas de 2,4 como de 5 GHz
  • Bandas: soporta la banda de 800 MHz para el 4G en España
  • Bluetooth: 4.0
  • Lector de huellas: Sí, en el botón de home frontal
  • Sistema Operativo: Android 6.0
  • Interfaz de carga: puerto USB tipo C
  • Peso: 188 g

Como podemos ver por las características que he listado, la verdad es que a primera vista no tendría por qué llamar mucho la atención. El procesador es correcto, no es para tirar cohetes en cuanto a potencia pero ese Mediatek es una versión bastante capaz y bastante superior de los Mediatek 6737 que se veían hasta hace tan solo 6 meses en este rango de precios y gama de móviles. La tarjeta gráfica ya es otro cantar, dado que la Mali-T720 es una gráfica que ya tiene bastante tiempo en el mercado y en juegos exigentes se le nota bastante que va justita de potencia, aunque si usáis juegos sencillos, no os debiera representar ningún problema para poder moverlos.

Pero la primera sorpresa llega cuando vemos que el terminal viene equipado con 3 GB de memoria RAM, algo impensable hasta hace nada para este segmento de precios. La segunda viene por la inclusión de la posibilidad de usar el WiFi con dos bandas (la de 2,4 y la de 5 GHz), algo en absoluto común, así como el puerto de carga USB tipo C y el lector de huellas dactilares situado en el frontal en lugar de la parte trasera.

Como podéis ver, el Cubot Cheetah 2 es un móvil que está plagado de sorpresas entre sus características. Pero ya está bien de hablar de ellas y vamos a verlo más en detalle.

ANÁLISIS EXTERNO.

El móvil me llegó en una caja de color marrón bastante gruesa y resistente, en cuyo frontal solo se podía leer el nombre del fabricante, en su trasera el nombre, algunas de las especificaciones y el color del móvil (hay disponibles dos colores, azul y dorado), y en sus dos laterales la frase «Stop following, take the lead».

Abriendo la caja nos encontramos el móvil metido en una funda externa de un material similar al papel de acetato, más que probablemente para evitar ralladuras durante el transporte.

Levantando la bandeja de plástico donde se asienta el móvil, en la parte inferior tendremos el cargador de batería (que ya os adelanto que no es de carga rápida), el cable USB tipo C, cada uno de ellos en su propio habitáculo, lo que da una buena sensación de orden. También se incluye una guía rápida de uso y la hoja con las certificaciones que ha pasado el móvil.

Como decía, el móvil viene metido en una funda de papel de acetato, lo que impide que se ralle contra las paredes de la caja, asegurando que va a llegar a nuestras manos en perfectas condiciones cuando lo saquemos de la misma.

El Cubot Cheetah 2 es un terminal de 5,5 pulgadas con una pantalla que ocupa la mayor parte de su frontal, dejando espacios en la parte superior para el sensor de proximidad, el LED de notificaciones y la cámara frontal, mientras que en la parte inferior tenemos en el centro el botón de Home, que funciona a su vez como lector de huellas dactilares, flanqueado a la derecha por el botón de Retroceso y, a su izquierda, por el botón que da acceso a la multitarea.

He de reconocer que es el primer móvil que utilizo con sensor de huellas dactilares y es una tecnología que me tenía bastante intrigado sobre su funcionamiento, pero de ello ya hablaré más adelante en el capítulo pertinente. Sin embargo, creo un acierto que el lector se encuentre en el frontal del móvil en lugar de en la parte trasera, que suele ser más habitual, dado que ello permite desbloquear el terminal sin tener que cogerlo con la mano.

En la parte trasera, la carcasa está realizada en plástico bastante blandengue que no inspira demasiada calidad, aunque al tacto es muy agradable. En la parte superior tenemos el flash bi tono y la cámara de fotos de 13 MP. Un poco más abajo está el nombre del fabricante y en la parte más inferior, las certificaciones del móvil.

Dado que el terminal no es realmente unibody, para tener acceso a la zona de carga de las tarjetas (ya sean las SIMs o la microSD) hay que quitar la carcasa trasera, insertando nuestra uña en una hendidura que hay en uno de sus cantos y tirando con cuidad de la tapa, lo que irá haciendo que las pestañas que incorpora se vayan soltando poco a poco. Ello acabará dejando bien a la vista la parte interna del móvil y la batería, que no se puede extraer.

En la parte superior está la zona donde se insertan las tarjetas SIMs (el móvil es dual SIM) y la tarjeta microSD por si nos vemos en la necesidad de ampliar los 32 GB con los que viene de serie este modelo.

A la derecha de la imagen es donde se instala la tarjeta SIM de tamaño micro SIM, que corresponde a la SIM 1 del móvil.

Que es la SIM 1 yo lo se porque estoy usando el móvil pero en realidad esto es algo que va indicado en teoría en un cartelito grabado sobre el plástico, que está tan mal realizado que es completamente indescifrable al ojo normal. Por no contar que en el supuesto «manual» no se comenta en ningún momento nada de ésto y no me ha tocado más que ir en plan «prueba y error» para saber cuál es cual.

En la parte izquierda está la ranura para la segunda tarjeta SIM, una nano SIM en este caso, así como la ranura para insertar la tarjeta microSD.

En la parte superior encontramos el mini jack de 3,5 mm para conectar los cascos, mientras que en lateral derecho tenemos los controles de volumen y el botón de desbloqueo, en su posición habitual hoy en día el los terminales móviles. En la parte inferior está el conector USB tipo C en el centro, flanqueado por dos hileras de perforaciones, una de las cuales corresponde al altavoz, mientras que la otra solo está por estética.

El móvil viene también con un protector de pantalla ya instalado, así como con una funda de silicona flexible transparente y cuyos extremos van regruesados para proteger el terminal en caso de caída. La funda también sobresale un poco sobre la superficie de la pantalla, permitiendo depositar el móvil boca abajo sin miedo a que se ralle la pantalla.

TESTEO.

Es el momento de ver cómo se ha defendido en los tests de rendimeinto. Comenzamos por AnTuTu.

La verdad es que esperaba algo más de puntuación dado el procesador que monta, aunque tampoco es mala puntuación. Veamos ahora qué nos dice Vellamo:

Seguimos en la misma tónica. No son unas puntuaciones altísmas pero no son malas en absoluto. Veamos ahora con GeekBench 3:

Vemos que en single core la puntuación es bastante baja, lógico dado que el procesador va a solo 1,3 GHz. Sin embargo, en las pruebas multi núcleo la puntuación es bastante aceptable, con lo que aquí se notan los 8 núcleos que tiene el Mediatek 6753 que emplea este terminal.

Vamos a ver ahora las pruebas realizadas con PassMark:

Y, para finalizar, veamos los test de GFX.

Y aquí es donde podemos ver cuál es la principal flaqueza del móvil: la tarjeta gráfica Mali-T720. Y es que el tiempo no pasa en balde y este modelo la verdad es que lleva ya bastante tiempo en el mercado y se nota que no tiene demasiada potencia.

EXPERIENCIA DE USO.

Esta es la parte que probablemente más os interesa, ¿verdad? Bueno, pues vamos al tajo. La experiencia de uso ha sido fantástica. Ya está. ¿No es suficiente y queréis más datos? Vale, en ese caso, vamos poco a poco.

En mano el Cheetah 2 es un móvil muy cómodo de sujetar, gracias a tener la parte trasera curvada, lo que le da un confort en mano sobresaliente. La ausencia de esquinas rectas hace que el móvil se adapte perfectamente a la mano y su tamaño bastante contenido para ser un dispositivo de 5,5 pulgadas lo hace muy portable en cualquier bolsillo que tengamos en nuestra ropa de vestir habitual. Sin embargo, nada escapa al hecho que el móvil se siente inusualmente pesado para ser un terminal en el que su parte posterior está realizada en plástico. Por cierto, quitando la parte trasera de plástico, el móvil se siente sólido cuando lo sujetamos, sin ningún tipo de crujido que nos pueda llevar a pensar en posibles defectos en el diseño.

La pantalla tiene brillo de sobra y no es necesario subirla del 10% de brillo para que sea perfectamente legible en exteriores, a no ser que le esté dando el sol de manera directa, en cuyo caso sí que querréis subir algo más el brillo. La representación del color es bastante acertada y los ángulos de visión hacen honor a las siglas de IPS de su matriz, no observando ninguna distorsión de la imagen o del color a ángulos realmente extremos.

En funcionamiento el móvil se muestra bastante ágil, algo para lo que sirve tener los 3 GB de memoria RAM. Tener dicha cantidad de memoria hace que se puedan tener bastantes aplicaciones abiertas de manera simultánea sin que el móvil se ralentice lo más mínimo, así que no es raro estar navegando por Internet mientras tienes un eBook abierto con el Kindle y escuchas música. Todo ello es realizable de manera simultánea sin que el móvil se queje lo más mínimo. También ayuda que el móvil venga de serie con Android 6.0 prácticamente stock, sin ninguna capa de personalización que sobrecargue el launcher ni el funcionamiento interno del mismo.

Hablando de música, la tarjeta de sonido que emplea es más que decente cuando se emplean los cascos (nuestros propios cascos, dado que el móvil viene sin ellos), aunque el altavoz que emplea no es precisamente la bomba. No me entendáis mal, no es mal altavoz y para el rango de precio del móvil está bastante conseguido, suena fuerte y claro pero en cuanto lo subes mucho puede llegar a distorsionar un poco. Supongo que, como decía, no creo que se le pueda pedir mucho más por el precio del terminal.

El lector de huellas funciona correctamente. La verdad es que es mi primer terminal con este tipo de lector, con lo cual no puedo compararlo con otros, pero a mi parecer desbloquea el terminal bastante rápido. Permite cargarle varios dedos en diferentes posiciones cada uno, para que no nos veamos limitados a la hora de usar tan solo un dedo para esta labor.

La batería de 3.000 mAh se desenvuelve correctamente, llegando hasta el final del día con capacidad de sobra. Había leído que originalmente la batería no duraba lo suficiente, con lo cual no debía de estar muy bien optimizada en las primeras ROMs, pero con la que a mi me llegó, el rendimiento ha sido más que óptimo, llegando a durar con las primeras cargas hasta un día y medio, usando solo el WhatsApp y las llamadas de voz. Lo único malo es que no tiene carga rápida, así que cargarla completamente desde 0 nos va a requerir de 3 a 3 horas y media como norma, con lo que tendréis que ponerlo a cargar, probablemente, por las noches.

Las cámaras hacen fotos bastante competentes para el precio del móvil. No son topes de gama, como era de esperar, pero se defienden bastante bien.

Dejo para el final el apartado en el que más se nota el precio del terminal. Sí, lo habéis acertado, me refiero a los juegos. Con juegos que sean poco exigentes o antiguos el terminal se defiende de una manera bastante correcta, pero como queramos correr juegos modernos muy exigentes, lo que tendremos en realidad es un hermoso pase de diapositivas.

CONCLUSIÓN.

El Cubot Cheetah 2 es un móvil excelente para el precio que tiene, con un buen diseño, una buena construcción y una buena optimización de la batería y el sistema operativo Android 6.0 casi sin personalización hacen de él un móvil perfecto para alguien que solo busque un terminal con prestaciones decentes, buen sonido y buena pantalla. Que venga ya de serie con una funda de silicona y un protector de pantalla ya aplicado de serie también es un plus.

Lo negativo del móvil es que es algo pesado para su uso con una sola mano y, por supuesto, la tarjeta gráfica que no permite su uso con juegos excesivamente pesados.

Pros:

  • Diseño agradable en la mano.
  • Android 6.0 casi stock.
  • Pantalla de 5,5 pulgadas FullHD.
  • Lector de huellas bastante decente.
  • Funda de silicona y protector de pantalla ya instalados de serie.
  • Posibilidad de ampliarle el almacenamiento con tarjeta microSD de hasta 128 GB.
  • 3 GB de RAM dan mucha agilidad en el uso diario.
  • Buena tarjeta de sonido, con sonidos altos y definidos en altavoz.
  • Cámaras fotográficas decentes.
  • Buena recepción del WiFi y del 3G.
  • Batería permite superar el día de autonomía sin problemas.

Contras:

  • Algo pesado.
  • Tarjeta gráfica algo justa a la hora de jugar.
  • Altavoz integrado distorsiona un poco cuando suena a tope de potencia.

En resumidas cuentas, yo he quedado encantado con el móvil y su estupendo rendimiento y por ello no puedo más que darle las siguiente calificaciones:

El Cubo Cheetah 2 lo podéis encontrar en la tienda de TomTop al excelente precio de 127,83 € pero si utilizáis el cupón VE3OFF podréis descontaros un 3%, quedando en 123,99 €, un precio realmente irresistible para un terminal tan estupendo como este Cheetah 2.

De todas maneras, también podéis encontrar otros muchos móviles en esta tienda de muchos fabricantes si seguís el siguiente enlace.

Leer más
Periféricos

Cubot Max 4G

  • 17 de octubre, 2016 • 11:00
  • Guillermo de Ángel

Con la cantidad de marcas chinas orientadas al mercado de los smartphones y tablets, la verdad es que en ocasiones resulta difícil mantenerse al día de todas las opciones, con tanta oferta de características, precios y tamaños. Para ayudar un poco en este tema, hoy os traemos el análisis de uno de los últimos de la marca Cubot, el Cubot Max. Se trata de un mastodonte de 6 pulgadas, perteneciente a la gama media y que se puede encontrar por alrededor de 115€ (en tiendas chinas y similares, porque en la oficial de España son 190€…).

Este Cubot Max 4G es un terminal que llama la atención tanto por su enorme pantalla de 6 pulgadas como por su batería de 4.100 mAh, pero también por su precio, que ya hemos comentado.

Se trata de un terminal con unas grandes características, de las que hablaremos en breves. Este phablet monta una pantalla IPS de 6 pulgadas con resolución HD de 720 x 1280 píxeles. El cristal que la recubre es del tipo con curvatura 2,5D más habitual actualmente en los móviles de nueva generación.

Cubot Max 4G 02

Para mover ésta pantalla de 6 pulgadas, la marca Cubot ha escogido un procesador Mediatek MTK 6753A, con ocho núcleos ARM A53 que funcionan a 1,3 GHz y que, gracias a la tecnología MediaTek CorePilot es capaz de activar y desactivar núcleos en función de la carga de trabajo a la que esté sometido el terminal en cada momento, maximizando así la duración de la batería. Y a respecto de la batería, este uno de los puntos fuertes del terminal, con una capacidad de 4.100 mAh y que, al no emplear el terminal un cuerpo unibody, es reemplazable.

Cubot Max 4G 03

El procesador viene acompañado de una tarjeta gráfica Mali T-720 que permitirá mover la mayoría de juegos sin demasiados problemas, a lo que ayuda el hecho de que el móvil cuenta con 3 GB de memoria RAM.

En cuanto al almacenamiento interno, el Cubot Max 4G viene de serie con 32 GB de capacidad, una cantidad más que respetable teniendo en cuenta los estándares actuales, y perfecto para almacenar películas, música, juegos y series para llevarlo a todas partes. Por otro lado, en caso de que nos quedemos sin espacio de almacenamiento, el móvil incorpora una ranura micro SD (hasta 128GB).

Cubot Max 4G 05

En el apartado de las cámaras, el Cubot Max 4G tampoco se queda atrás, pues incorpora una cámara frontal de 1,3 Mpx (5 Mpx gracias a la interpolación) y una trasera de 8 Mpx (que se convierten en 13 Mpx por el mismo motivo), perfecto para poder capturar unas fotos y “selfies” bastante correctos. Por supuesto, y como su nombre indica, se trata de un terminal con conectividad 4G LTE compatible con cualquier operador, y amén de eso cuenta con los habituales WiFi 802.11 b/g/n, Bluetooth 4.0, GPS y demás.

Cubot Max 4G 06

Por último, el sistema operativo que viene con este modelo es Android 6.0 Marshmallow.

Como siempre, esperamos que nuestro trabajo os sea de utilidad! Sin más, comenzamos con nuestra review.

Características técnicas

Las podemos consultar en la página web de Cubot España, aquí, y son las siguientes:

  • Modelo: Cubot Max
  • Garantía: 2 Años de garantía española
  • Pantalla: 6.0 Pulgadas
  • Resolución: 720 x 1280 HD
  • Pantalla Contraste: 1300:1 | Brillo 450cd/m | 245PPI | Colores 16M
  • Cámara Principal: 13.0 MPx | Lente de 5P | Apertura de f/2.0
  • Cámara Secundaria: 5.0 MPx
  • Procesador: MT6753A , 1.3GHz 64Bits Octa-core
  • Memoría: RAM 3GB
  • Almacenamiento ROM: 32GB
  • GPU: Mali – T720
  • Sistema operativo: Android 6.0 Marshmallow
  • Capacidad Batería: 4100 mAh
  • Tipo de Cobertura: 2G: 850/900/1800/1900Mhz | 3G: 900/2100Mh | 4G: Band 1/3/7/20
  • Lector SIM: Micro SIM x 2
  • Lector SD: Sí, microSD, microSDHC, microSDXC
  • Wireless: b, g, n, Wi-Fi Hotspot
  • Bluetooth: 4.0
  • Señal GPS: GPS, A-GPS
  • USB: micro USB
  • Tamaño: 164.5×83.5×8.95mm
  • Peso: 179g
  • El paquete incluye: El terminal, batería, cable USB, cargador con adaptador de corriente europea, protector de pantalla, funda protectora.

Vemos que por características tiene buena pinta, pues en tres de los puntos más clave en un smartphone no se queda atrás. Con 3GB de RAM, 32GB de almacenamiento interno, y una batería de 4100 mAh, promete un funcionamiento estupendo y una autonomía muy decente (ya analizaremos el tema de la batería a fondo más adelante).

Por otro lado, tenemos que la pantalla tiene una resolución de únicamente 720 x 1280, que se queda un pelín corto si somos exigentes, aún mas teniendo en cuenta que es de seis pulgadas.

Embalaje y contenidos

Este Cubot Max 4G viene contenido en una caja de cartón duro, con el logo de la marca en el frontal, un bonito y motivador mensaje en el lateral y las características principales en la parte trasera/inferior.

Cubot Max 4G_001

Cubot Max 4G_003

En el interior, lo primero que encontramos es el teléfono en una envoltura de plástico para protegerlo de arañazos y otros desperfectos que se puedan producir durante el transporte.

Cubot Max 4G_004

Por ahora vamos a dejarlo a un lado para centrarnos en el resto de cosas que vienen en la caja.

Debajo del teléfono, una pequeña hoja/tapa con instrucciones básicas de carga y relacionadas con la batería y la inserción de tarjetas.

Cubot Max 4G_005

Si levantamos esta tapa, encontramos una pequeña guía de uso bastante escueta, junto con otros documentos.

Cubot Max 4G_006

Cubot Max 4G_007

Debajo de todo esto, encontramos ya por fin el cable de carga USB junto con su adaptador e enchufe.

Cubot Max 4G_008

En fin, poco más que decir sobre el contenido de la caja, así que vamos a pasar a ver el terminal en sí.

 

Cubot Max 4G_009

Cubot Max 4G

Algo que podemos decir desde el primer momento es que este teléfono es gigante. Con la pantalla de 6″ que monta, y hablando claro, el Cubot Max es una monstruosidad en este aspecto.

La verdad es que cuesta manejarlo solo con una mano, y nos encontraremos casi inconscientemente usando las dos al cabo de un rato.

Cubot Max 4G_010

Cubot Max 4G_011

Como vemos en estas fotos, viene con una funda de goma de consistencia media que aumenta el tamaño del terminal de forma notable, sobretodo en las esquinas, donde está un poco «abombada».

En cuanto al acabado, es bastante bueno. Desde un primer momento se nota la calidad de los materiales y la calidad del conjunto, desde luego no nos da esa sensación de teléfono «baratucho chino» que sí que tenemos con otros terminales.

Cubot Max 4G_012

En la parte inferior del Cubot Max encontramos los altavoces.

Cubot Max 4G_013

Cubot Max 4G_016

En el lateral derecho (visto desde el frontal), tenemos el botón de encendido/bloqueo y el largo de volumen.

Cubot Max 4G_014

En la parte superior tenemos el conector para el cable micro USB, junto al conector minijack para auriculares.

Cubot Max 4G_015

Por detrás, el aspecto del terminal es bastante atractivo (este tema siempre es subjetivo).

Cubot Max 4G_017

La verdad es que no se ve muy bien el diseño trasero con al funda puesta, así que vamos a quitarla. Tampoco se aprecia perfectamente en las fotos, pero no se ajusta 100% perfecto al teléfono, pues no se alinean del todo los orificios de la funda con los del teléfono (como ejemplo, el conector USB de un par de fotos antes), o al menos, queda raro.

Cubot Max 4G_018

La funda de goma, por cierto, es la que le da el aspecto “rugoso” o ”punteado”.

Cubot Max 4G_019

Una vez fuera la funda, ya vemos la textura rallada y con figuras rectangulares que ofrece por detrás.

Cubot Max 4G_020

Cubot Max 4G_025

La cámara, por cierto, se encuentra justo en el centro del dispositivo (horizontalmente), con el flash justo debajo.

Cubot Max 4G_026

Por aquí dejamos unas cuantas fotos más, sin la funda puesta, para apreciar mejor los detalles.

Cubot Max 4G_027

Cubot Max 4G_028

Cubot Max 4G_029

Cubot Max 4G_030

Cubot Max 4G_031

Por cierto, que viene con una lámina protectora ya puesta, pero no incluye una de repuesto.

Cubot Max 4G_032

Cubot Max 4G_033

Cubot Max 4G_034

Cubot Max 4G_035

Por último, vamos a echar un vistazo al interior, y para quitar la tapa trasera, solo tenemos que echar la uña en la esquina inferior derecha. Por suerte, se abre con bastante facilidad.

Aquí encontramos la batería de gran tamaño que trae, cubierta por un pequeño trozo de film azul en la parte de los contactos, pues viene medio cargada.

Cubot Max 4G_036

Apreciamos aquí en esta última foto los slots para las dos tarjetas SIM que podemos cargarle, además de la microSD de almacenamiento externo.

Cubot Max 4G_042

En fin, tras haber visto el aspecto y detalles exteriores del Cubot Max, vamos a pasar hablar de algo más importante, su funcionamiento.

Funcionamiento

Lo primero que debemos hacer, como es normal, es cargar completamente la batería, pues viene a la mitad, como hemos dicho antes. Una vez hecho esto, iniciamos el terminal y lo que nos encontramos es la pantalla de configuración de Android 6.0.

En esta pantalla, podemos elegir entre todos los idiomas que vienen en la tabla de características del teléfono.

Cubot Max 4G_ss002

Para llevar a cabo la configuración, nos pide que nos conectemos a una red WiFi:

Cubot Max 4G_ss003

En la pantalla siguiente nos da la opción de copiar las cuentas y aplicaciones de otro dispositivo Android. Esto es lo que vamos a hacer nosotros.

Cubot Max 4G_ss005

Tras un par de minutos dejándole hacer sus cosas, ya iniciamos en nuestro escritorio, sin embargo seguirá instalando nuestras aplicaciones y configuraciones previas durante un ratillo.

Cubot Max 4G_ss006

Ya desde un principio se nota que no hay duda de que este terminal funciona con gran fluidez a la hora de navegar por los menús y pantallas, lo mismo que al abrir aplicaciones y juegos. Todo a la perfección sin ningún cuelgue, ni siquiera momentáneo.

 

Hay que mencionar que este terminal no viene con ninguna aplicación “china” preinstalada (bloatware), cosa que es de agradecer. Viene únicamente con las propias de Google (en esta imagen aparecen algunas de las aplicaciones que hemos copiado de nuestro dispositivo anterior y las que usaremos para los benchmarks).

La pantalla de bloqueo por defecto es esta:

Cubot Max 4G_ss043

El cajón de aplicaciones tiene esta pinta, y la verdad que es un poco feo, aunque para gustos colores. Por supuesto, podemos optar por descargar cualquier otro lanzador de nuestro agrado y personalizar todo lo que queramos.

Cubot Max 4G_ss041

Una de las cosas que vamos a comprobar primero es si este Cubot Max viene rooteado de fábrica, y observamos que no es así:

Cubot Max 4G_ss010

Si nos vamos a Ajustes > Información del teléfono, encontramos la siguiente información, incluyendo el nivel del parche de seguridad de Android y el número de compilación.

Cubot Max 4G_ss012

Por otro lado, en el tema del almacenamiento, vemos que de los 32GB de ROM, podemos utilizar alrededor de 25GB, lo cual es una cantidad bastante decente, teniendo en cuenta que siempre tenemos la opción de usar una tarjeta MicroSD para obtener más espacio, e incluso utilizarla como almacenamiento interno (funcionalidad de Android 6.0).

Cubot Max 4G_ss042

En cuanto al funcionamiento en general, ya hemos comentado antes un poquito. La pantalla es todo lo responsiva que cabría esperar, sin ningún tipo de “lag” o problemas de registro de input, como tiene que ser. El uso, por tanto, es muy agradable, y la operación del del terminal resulta muy satisfactoria. Diríamos hasta cómoda, si no fuera por el hecho de que es demasiado grande para usar con una mano, en serio, es enorme.

Por cierto, el teléfono cuenta con LED de notificaciones de color azul, y se encuentra en la esquina superior derecha.

En cuanto a la duración de la batería, pues también resulta altamente satisfactoria. Este todoterreno monta una batería de 4100 mAh que da para rato.

Para testearla, hemos establecido dos escenarios:

  • Uso ligero: Con esto nos referimos a un uso bastante comedido de las funciones del teléfono. En este escenario recibimos unos cuantos mensajes en WhatsApp / Telegram (40/50 al día), comprobamos el correo de Gmail unas 4 o 5 veces al día, reproducimos música durante una hora y unos ratillos de Pokemon Go.
    • 10:40 – 11:10: Obviamente comenzamos con la batería cargada al tope, y durante esta media hora hemos tenido una llamada de voz a través de WhatsApp. Batería al 97% al finalizar.
    • 11:25 – 11:35: Diez minutillos sanos de Pokémon Go (sin moverse del sitio en realidad). Batería al 95%.
    • Durante el resto del día: Lo que hemos dicho arriba; consultar correo, recibir mensajes, etc etc.
    • 02:18: Al final del día, comprobamos la batería antes de irnos a dormir. Se encuentra al 58%.
    • 10:15 [+1]: Al despertarnos, la batería marca 52%.
    • 10:40 – 10:50 [+1]: Diez minutos de conversación por Skype, solo voz. Tras ello, se encuentra al 48%.
    • 11:00 – 12:00 [+1]: Como esto baja muy lento, vamos a dejarlo una hora reproduciendo música con el volumen a mitad (y la pantalla apagada). A las 12:00, la batería solo ha bajado un 2%, hasta el 46%. Está claro que la pantalla es lo que mas consume.
    • Durante el resto del día [+1]: Lo mismo que el anterior, correo y mensajes, con la ocasional navegación por Reddit, reproducción de video, imágenes, ratillos de Pokémon Go, etc.
    • ~02:00 [+1]: Finalmente muere, tras forzarlo un poco jugando a Pokémon Go porque bajaba muy lento. Dos días enteros ha durado la batería.

Aquí dejamos una series de capturas mostrando este proceso.

  • Uso intensivo: En este caso no lo vamos a detallar tanto, porque el uso ha sido básicamente tenerlo encendido jugando a Pokémon Go todo el día sin parar, tras hablar unos diez minutos por WhatsApp voz por la mañana. En total ha durado desde las 10:15 hasta las 19:15 en estas circunstancias. 9 horas en total, nada nada mal.

Cámara

Como siempre, este tema es un pelín subjetivo, por lo que lo mejor que podemos hacer es dejar unas fotos de manera que juzguéis vosotros mismos (click para agrandar al tamaño original).

Cubot Max 4G_fotos_011

Cubot Max 4G_fotos_001

Cubot Max 4G_fotos_013

Cubot Max 4G_fotos_2_002

En mi opinión, la calidad de la cámara es correcta, pero no una maravilla.

Pruebas sintéticas

Comenzamos con una comprobación de las características, con unas capturas de CPU-Z para ver el hardware real instalado en el terminal.

Cubot Max 4G_ss021

Continuamos con los benchmarks habituales, que nos van a dar una idea del rendimiento de éste terminal.

AnTuTu Benchmark

Resultados de tres pasadas de Antutu:

Cubot Max 4G_ss008

El resultado de la tercera imagen (la primera pasada que hice) difiere considerablemente respecto a las otras dos, seguramente debido a que cuando hice el test el terminal aún estaba instalando las aplicaciones que le dije al principio (y restaurando logs de chats de WhatsApp).

3DMark

  • IceStorm Unlimited
  • IceStorm
  • SlingShot

Quadrant

Cubot Max 4G_ss026

PC Mark

Conclusión

Como ya hemos dejado entrever por ahí arriba, el funcionamiento de este Cubot Max 4G es más que satisfactorio, es estupendo, y si a eso le añadimos su moderado precio, se convierte en una gran opción en la gama media, que nos dará para rato. Está claro que no es un tope de gama, o un RedMi Pro, pero simplemente porque no compiten en el mismo rango de precios, pero este Cubot Max presenta una excelente relación calidad/precio (está ahora mismo disponible por poco más de 107 euros en GearBest).

Como punto negativo, vamos a poner el tamaño. Está claro que habrá gente a la que le guste cuanto más grande mejor, pero realmente hay un punto en el que la mayoría de usuarios dejan de sentirse cómodos al usar un terminal, y ese punto es 5.5″.

Pros:

  • Funcionamiento estupendo
  • Cámara decente
  • Gran relación calidad/precio
  • Nada de bloatware
  • Buena duración de batería
  • Gran calidad de materiales

Contras:

  • Muy grande!!
  • El launcher por defecto es un poco feo

punt_Cubot Max 4G

Dado el buen sabor de boca que nos ha dejado este Cubot Max 4G, le vamos a otorgar nuestro galardón de oro junto con nuestra recomendación por su rendimiento y su relación calidad/precio.

HZ_MedalsCatg_2_GoldHZ_Stamp_Performance_Mod1HZ_Stamp_PriceAndQuality_Mod1

Leer más
Periféricos

Cubot X15

  • 19 de agosto, 2015 • 11:00
  • Rodrigo Alonso
  • 6

Cubot logo

Hace tan solo unos días os hablábamos por primera vez de la marca Cubot y en concreto de su terminal Cubot X15, un phablet de 5.5 pulgadas y dotado de hardware de gama media-alta que se puede conseguir por poco más de 150 euros. Hemos tenido la suerte de poder hacernos con uno de estos terminales y en el día de hoy os vamos a contar, como siempre de primera mano, nuestras impresiones personales sobre este smartphone que sinceramente tiene muy buena pinta.

De buenas a primeras, el Cubot X15 destaca por proporcionar una pantalla de 5.5 pulgadas y resolución Full HD por poco más de 150 euros, algo ya de por sí complicado de encontrar a no ser que nos vayamos a marcas chinas como es este caso. Pero claro, por mucho que nos digan que un terminal está equipado con hardware de gama media-alta, si no lo tenemos en nuestras manos para poder comprobarlo y, además, poder ver la calidad y el funcionamiento del dispositivo, por regla general no nos fiamos. Y para eso precisamente estamos redactando estas líneas, para contaros de primera mano cómo es y qué tal funciona el Cubot X15 del que os estamos hablando.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Tomadas de la web del fabricante.

Cubot X15 Specs

El fabricante no es demasiado explícito cuando enumera las características de este Cubot X15, así que vamos a ser nosotros los que entremos en detalles. Equipa como podéis ver un SoC MTK6735A de cuatro núcleos que funcionan a 1.3 Ghz, que funciona en conjunto con una GPU ARM Mali T720 y 2GB de memoria RAM, acompañados por 16 GB de almacenamiento interno ampliables mediante tarjeta de memoria micro SD. Por otro lado, integra una cámara trasera de 16 Mpx con apertura f/2.0, enfoque automático y flash LED, además de una cámara delantera de 8 Mpx con apertura f/2.0 y mejora de luz.

Su pantalla Full HD de 5.5 pulgadas ha sido fabricada por Sharp y es de tipo IPS-NEO, capaz de mostrar 16 millones de colores con 425 puntos por pulgada, contraste de 1500:1 y 450 cd/m2 de brillo, resultando en una gama de colores del 90% NTSC. Ésta pantalla está cubierta por un cristal templado con curvatura 2.5D y un tratado anti huellas.

Cubot X15 resumen

Por otro lado, cabe destacar que su cuerpo ha sido fabricado en aluminio para dotar al X15 de una mayor resistencia y una gran sensación a la hora de sujetarlo con las manos. Soporta Bluetooth 4.0, WiFi, conexiones 2G/3G/4G con dual SIM, USB OTG y otras tecnologías tales como SmartWake (se pueden configurar gestos cuando el terminal está bloqueado para desbloquear e iniciar directamente una aplicación), HOTKNOT o controles del smartphone sin tocarlo.

ANÁLISIS EXTERNO.

El Cubot X15 viene embalado en una caja de cartón duro rugoso y de color dorado, en la que únicamente encontramos el logo del fabricante en la parte frontal y una pegatina de color negro en la parte trasera que nos indica sus principales características técnicas.

Nada más abrir la caja ya nos topamos con el terminal, envuelto en un plástico protector semitransparente en el que nos muestran las principales partes del X15.

Cubot X15 -004

De todos modos como siempre vamos a dejar el terminal para el final y vamos a ver qué más se incluye en la caja. Justo debajo del teléfono encontramos unas breves instrucciones sobre cómo instalar la tarjeta SIM y la microSD, así como cómo conectarlo a la corriente. Debajo de éste cartón blando tenemos los accesorios, consistentes en una guía de acceso rápido, herramienta para la extracción de la bandeja para las tarjetas SIM, y un protector de pantalla sin estrenar, un extra muy bienvenido.

Por supuesto se incluye también el correspondiente cable USB y cargador, en este caso de formato europeo.

Cubot X15 -009

Vistos ya los accesorios incluidos, aquí podéis ver ya el terminal. Como decíamos está protegido por un plástico semitransparente que nos indica las partes del Cubot X15, y una vez liberado de éste nos damos cuenta que de fábrica ya viene con un plástico protector preinstalado en la pantalla y que incluye una funda de plástico transparente. Parece que la mayoría de móviles chinos vienen ya con estos accesorios, que siempre vienen muy bien.

Aquí tenéis el terminal fuera de su funda (pero en esta ocasión le dejamos puesto el protector de pantalla, porque viene muy bien instalado, sin burbujas ni nada).

Cubot X15 -014

En la parte frontal encontramos, en la zona inferior, los tres botones táctiles para controlar el sistema operativo Android. Éstos no forman parte de la pantalla, están aparte.

Cubot X15 -015

En la zona superior lo que tenemos es la cámara frontal, el auricular y el sensor de luz.

Cubot X15 -016

Si nos vamos a la parte trasera, como podéis ver el terminal que nos han enviado es de color champagne (también lo hay disponible en color blanco). La cubierta trasera es de plástico (en contraste con la carcasa que es de aluminio), y salvo el logo del fabricante en la zona inferior tan solo encontramos la cámara trasera con su correspondiente flash en la zona superior.

Vamos con los laterales. En la parte superior únicamente encontramos el conector minijack de 3.5 mm para auriculares, mientras que en la inferior tenemos en el centro el conector microUSB y a sus lados el altavoz de sistema y el micrófono. En uno de los laterales del terminal tenemos dos bandejas, una para micro SIM y otra para nano SIM / microSD (no se pueden utilizar ambas al mismo tiempo, o nano SIM o micro SD, hay que elegir lamentablemente), mientras que en el opuesto tenemos los botones de volumen y el de bloqueo / desbloqueo.

En las siguientes imágenes podéis ver la comparación con un iPhone 6 Plus de Apple, smartphone con el que comparte tamaño de pantalla este Cubot X15. Veréis por las imágenes que es ligeramente más pequeño aunque un poco más grueso. En cuanto a peso, más o menos lo mismo, es un terminal bastante pesado.

El Cubot X15 no se puede abrir, así que no tenemos acceso a su batería, por lo que es hora de encenderlo y ponerlo a prueba.

Cubot X15 -027

TESTEO.

De lo primero que nos damos cuenta nada más encender el Cubot X15 es de que tiene una capa de personalización estética que le da un toque de elegancia que le queda francamente bien. Mirad el menú del teléfono, como ejemplo.

Cubot X15 -028

Inicialmente el terminal viene en inglés, pero es muy sencillo ponerlo en Español ya que el idioma viene incorporado en Android Lolipop. En uso nos ha resultado muy cómodo de utilizar (acostumbrados a un iPhone 6 Plus, el tamaño y peso nos han resultado ideales). El Cubot X15 se mueve por los menús y aplicaciones de Android con total soltura y celeridad gracias a su potente procesador y sus 2 GB de memoria RAM, esta vez sí suficientes para Android Lolipop.

Como podéis ver en la siguiente captura, los 16 GB de almacenamiento interno se quedan en realidad en 10.90 GB libres con el teléfono recién formateado.

Cubot X15 review -002

Batería

Hemos estado utilizando el Cubot X15 durante varios días con un uso normal: algunas llamadas, Whatsapp, redes sociales, correo electrónico, navegación esporádica por Internet y eso sí, al menos una hora de lectura diaria con la aplicación Kindle para Android. Con este uso, la batería nos ha durado aproximadamente un día y medio de manera sobrada. Por ejemplo, al levantarnos por la mañana a las 6:30 desconectamos el teléfono de la carga al 100%, y cuando nos acostamos a las 24:00 el terminal estaba siempre en torno al 50-45% de carga con este uso que os hemos relatado, así que entendemos que con un uso más intensivo la batería debe durar un día completo sin inconveniente.

Pruebas sintéticas

Comenzamos abriendo boca viendo el hardware del equipo con CPU-Z para Android.

Para las pruebas sintéticas hemos utilizado, cómo no, 3DMark para Android. Éste ha sido el resultado obtenido en las tres pruebas del benchmark.

Por supuesto también incluimos el resultado obtenido en PCMark.

Cubot X15 review -009

El benchmark más popular para terminales Android, AnTuTu Benchmark.

Y como de costumbre terminamos con Quadrant Benchmark.

Cubot X15 review -008

Como podéis apreciar, el Cubot X15 se comporta bastante bien en los benchmarks. Si tenemos que comparar resultados, queda bastante parejo al Energy Phone Pro Qi, un terminal que cuesta más o menos el doble que éste X15 de Cubot, aunque eso sí, queda bastante por debajo del Mlais M4 Note denotando que aunque es más nuevo integra un SoC de menor potencia.

CONCLUSIÓN.

A decir verdad nos ha sorprendido bastante este Cubot X15, y todo lo que podemos decir de él es bueno. Nos proporciona una gran pantalla IPS de 5.5 pulgadas con resolución Full HD y un rendimiento sobrado para Android Lolipop y cualquiera de sus aplicaciones, con una gran calidad de materiales y buenos acabados y por un precio que apenas supera los 150 euros. ¿Qué más se podría pedir? Claro, que el terminal sea bonito, y personalmente creo que éste lo es (máxime cuando está acompañado de unos iconos maquillados por el fabricante en el sistema operativo).

PROS:

  • Rendimiento bastante bueno.
  • Gran pantalla IPS Full HD.
  • Buenos acabados y materiales de buena calidad.
  • Extras incluidos (dos protectores de pantalla y funda transparente).
  • Precio (unos 150 euros en tiendas chinas).

CONTRAS:

  • No se pueden utilizar dos SIM si se usa la ranura microSD.
  • Batería integrada impide cambiarla a mano.

Cubot X15 puntuación

Por ello, creemos que este Cubot X15 se merece nuestro galardón de Oro y nuestra recomendación tanto por su diseño como por su relación calidad / precio.

Leer más