Cómo limpiar la pasta térmica de tu procesador y qué tipo de alcohol utilizar

Escrito por Juan Diego de Usera

Casi tan importante como saber aplicar correctamente la pasta térmica encima de un procesador, lo es también el saber cómo limpiar esta de su IHS. También hay que saber con qué líquido deberíamos de hacerlo para que se disuelva bien esta, de manera que podamos eliminarla con facilidad, especialmente si la pasta está reseca.

Si aplicar correctamente la pasta térmica encima de nuestro procesador es un proceso sencillo pero, a la vez, delicado, que hemos de realizar siempre con cuidado, lo mismo se puede decir a la hora de limpiarla. Porque a lo largo de la vida operativa de vuestro procesador, van a ser varias las veces que tendréis que repetir estos dos pasos. De manera general, deberéis de limpiar la pasta térmica y volver a aplicarla en las siguientes circunstancias:

  • Cada vez que decidáis cambiar el disipador por un nuevo modelo.
  • Cada cierto tiempo (que depende de cada pasta) es conveniente eliminar la existente y volver a poner nueva pasta, cuyas propiedades no se hayan deteriorado con el paso del tiempo.

Cuando limpiemos la pasta térmica, no solo deberemos de hacerlo del IHS del procesador. También es conveniente hacerlo de la base del disipador, que es la parte que está en contacto con el IHS. Esta limpieza la haremos para evitar que se acabe juntando la pasta antigua con la nueva. Así como para evitar que la capa resultante de pasta que quede entre ambas superficies sea demasiado gruesa y acabe realizando el efecto contrario a aquel por el que inicialmente se puso.

Para limpiar la pasta térmica necesitaremos alcohol isopropílico

Antes de empezar, os comentaremos que lo que vamos a relatar es perfectamente aplicable tanto a los procesadores como a las GPU de las tarjetas gráficas, solo que es bastante más probable que lo hagáis más veces con vuestros procesadores que con las gráficas.

Cuando vayamos a limpiar la pasta térmica de un procesador, lo primero que deberemos de tener a mano son:

  • Un trapo de algodón o, en su defecto, papel de cocina o bastoncillos de los oídos.
  • Una botella de alcohol isopropílico.

En caso de carecer del alcohol isopropílico, también se pueden emplear líquidos fabricados ex profeso para este menester. O incluso zumo de limón. El caso es que debe de tener algún producto que ayude a disolver la silicona que une las partículas de la pasta, de manera que sea fácil quitarla de la superficie que vayamos a limpiar.

En el caso que la pasta térmica se haya solidificado (por el tiempo, por la temperatura o porque sea de mala calidad), antes de intentar limpiarla es conveniente echarle un par de gotas encima para que se reblandezca y sea más sencillo retirarla.

Con la pasta ya blanda, cogeremos un extremo del paño de algodón que antes hemos mencionado y lo pasaremos por encima del IHS del procesador. De esta manera, quitaremos la mayor parte de la pasta térmica que haya sobre su superficie. Luego, humedeceremos el algodón de otro extremo del paño (que esté limpio) y con él, frotaremos las superficies donde había pasta hasta eliminar todos los restos de esta.

Hecho esto, solo deberemos dejar secar un poco el procesador y el disipador (con un par de minutos es suficiente) antes de aplicar la nueva capa de pasta.

Hay que tener mucho cuidado con el alcohol de isopropilo, dado que es un tipo de alcohol que se da en una concentración muy elevada y, en caso de llegar a ser consumido en grandes cantidades, puede llegar a ser mortal para el ser humano. De la misma manera, dado que es un alcohol, es conveniente que no se manipule cerca de una llama, dado que sus vapores pueden llegar a prender fuego.

Continúa leyendo
  • Rafael

    Gracias por el artículo

  • Justo Vera

    Yo uso bencina, disuelve bastante bien las pastas térmicas secas y además no es conductor de corriente

  • Rebeca Olmedo

    ¿Alcohol normal, el que se utiliza para desinfectar y está en cualquier botiquín, no es apto para este propósito…?

    • fulanodetal

      yo creo que si, porque es el que suelo utilizar, se evapora rapido, el agua es mala idea ya que provoca oxidacion.

    • Giowell Di Salvo

      Ese mismo es el alcohol isopropílico.

      • El alcohol normal que se utiliza para desinfectar NO es alcohol isopropílico, es alcohol ETÍLICO, y no se evapora tan rápido como el isopropílico