Cubot Cheetah 2

Cubot Cheetah 2

Juan Diego de Usera

Quien quiere un móvil decente en prestaciones y precio lo tiene cada día más sencillo… O más complicado en realidad. Dada la enorme variedad de marcas, modelos, tamaños y configuraciones internas, llega un momento que la variedad puede llegar a agobiar bastante. Sin embargo, siempre hay por ahí alguna perita en dulce que puede darnos lo básico y lo que más nos interesa a un precio rompedor e incorporando características que, hasta hace nada, se reservaban por completo a la gama alta. Ese es el caso de la unidad que os traigo hoy para análisis, el Cubot Cheetah 2.

Tener un móvil se ha convertido en una necesidad de hoy en día y dudo mucho que ninguno de los que estéis leyendo estas líneas no posea uno. Se ha convertido en una necesidad imperiosa el tener que estar localizable para todo el mundo a todas horas y en cualquier lugar. Para algunos, lo es por temas de trabajo. Para otros, lo es para estar en contacto con la familia. Para otros, por los amigos. Y la lista sigue y sigue ad infinitum. Y de entre todos los modelos que hay en el marcado, hoy tengo la suerte de poderos hablar del Cubot Cheetah 2, un móvil que destila estilo por los cuatro costados y cuya especificación de hardware no es la mejor del mercado pero ya os adelanto que cumple más que de sobra con lo habitual sin perder nunca el ritmo.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Las características técnicas del móvil son las siguientes:

  • Procesador: Mediatek MTK 6753 octacore 1,3 GHz 64 bits
  • Tarjeta gráfica: ARM Mali-T720 MP4
  • RAM: 3 GB
  • ROM: 32 GB
  • microSD: hasta 128 GB
  • Pantalla: 5,5″ IPS, cristal curvado 2.5D
  • Resolución: 1920 x 1080 píxeles
  • Batería: 3.000 mAh integrada
  • Cámaras fotográficas: trasera de 13 MP con sensor Samsung y frontal de 8 MP
  • WiFi: 802.11 b/g/n. Soporta tanto las bandas de 2,4 como de 5 GHz
  • Bandas: soporta la banda de 800 MHz para el 4G en España
  • Bluetooth: 4.0
  • Lector de huellas: Sí, en el botón de home frontal
  • Sistema Operativo: Android 6.0
  • Interfaz de carga: puerto USB tipo C
  • Peso: 188 g

Como podemos ver por las características que he listado, la verdad es que a primera vista no tendría por qué llamar mucho la atención. El procesador es correcto, no es para tirar cohetes en cuanto a potencia pero ese Mediatek es una versión bastante capaz y bastante superior de los Mediatek 6737 que se veían hasta hace tan solo 6 meses en este rango de precios y gama de móviles. La tarjeta gráfica ya es otro cantar, dado que la Mali-T720 es una gráfica que ya tiene bastante tiempo en el mercado y en juegos exigentes se le nota bastante que va justita de potencia, aunque si usáis juegos sencillos, no os debiera representar ningún problema para poder moverlos.

Pero la primera sorpresa llega cuando vemos que el terminal viene equipado con 3 GB de memoria RAM, algo impensable hasta hace nada para este segmento de precios. La segunda viene por la inclusión de la posibilidad de usar el WiFi con dos bandas (la de 2,4 y la de 5 GHz), algo en absoluto común, así como el puerto de carga USB tipo C y el lector de huellas dactilares situado en el frontal en lugar de la parte trasera.

Como podéis ver, el Cubot Cheetah 2 es un móvil que está plagado de sorpresas entre sus características. Pero ya está bien de hablar de ellas y vamos a verlo más en detalle.

ANÁLISIS EXTERNO.

El móvil me llegó en una caja de color marrón bastante gruesa y resistente, en cuyo frontal solo se podía leer el nombre del fabricante, en su trasera el nombre, algunas de las especificaciones y el color del móvil (hay disponibles dos colores, azul y dorado), y en sus dos laterales la frase «Stop following, take the lead».

Abriendo la caja nos encontramos el móvil metido en una funda externa de un material similar al papel de acetato, más que probablemente para evitar ralladuras durante el transporte.

Levantando la bandeja de plástico donde se asienta el móvil, en la parte inferior tendremos el cargador de batería (que ya os adelanto que no es de carga rápida), el cable USB tipo C, cada uno de ellos en su propio habitáculo, lo que da una buena sensación de orden. También se incluye una guía rápida de uso y la hoja con las certificaciones que ha pasado el móvil.

Como decía, el móvil viene metido en una funda de papel de acetato, lo que impide que se ralle contra las paredes de la caja, asegurando que va a llegar a nuestras manos en perfectas condiciones cuando lo saquemos de la misma.

El Cubot Cheetah 2 es un terminal de 5,5 pulgadas con una pantalla que ocupa la mayor parte de su frontal, dejando espacios en la parte superior para el sensor de proximidad, el LED de notificaciones y la cámara frontal, mientras que en la parte inferior tenemos en el centro el botón de Home, que funciona a su vez como lector de huellas dactilares, flanqueado a la derecha por el botón de Retroceso y, a su izquierda, por el botón que da acceso a la multitarea.

He de reconocer que es el primer móvil que utilizo con sensor de huellas dactilares y es una tecnología que me tenía bastante intrigado sobre su funcionamiento, pero de ello ya hablaré más adelante en el capítulo pertinente. Sin embargo, creo un acierto que el lector se encuentre en el frontal del móvil en lugar de en la parte trasera, que suele ser más habitual, dado que ello permite desbloquear el terminal sin tener que cogerlo con la mano.

En la parte trasera, la carcasa está realizada en plástico bastante blandengue que no inspira demasiada calidad, aunque al tacto es muy agradable. En la parte superior tenemos el flash bi tono y la cámara de fotos de 13 MP. Un poco más abajo está el nombre del fabricante y en la parte más inferior, las certificaciones del móvil.

Dado que el terminal no es realmente unibody, para tener acceso a la zona de carga de las tarjetas (ya sean las SIMs o la microSD) hay que quitar la carcasa trasera, insertando nuestra uña en una hendidura que hay en uno de sus cantos y tirando con cuidad de la tapa, lo que irá haciendo que las pestañas que incorpora se vayan soltando poco a poco. Ello acabará dejando bien a la vista la parte interna del móvil y la batería, que no se puede extraer.

En la parte superior está la zona donde se insertan las tarjetas SIMs (el móvil es dual SIM) y la tarjeta microSD por si nos vemos en la necesidad de ampliar los 32 GB con los que viene de serie este modelo.

A la derecha de la imagen es donde se instala la tarjeta SIM de tamaño micro SIM, que corresponde a la SIM 1 del móvil.

Que es la SIM 1 yo lo se porque estoy usando el móvil pero en realidad esto es algo que va indicado en teoría en un cartelito grabado sobre el plástico, que está tan mal realizado que es completamente indescifrable al ojo normal. Por no contar que en el supuesto «manual» no se comenta en ningún momento nada de ésto y no me ha tocado más que ir en plan «prueba y error» para saber cuál es cual.

En la parte izquierda está la ranura para la segunda tarjeta SIM, una nano SIM en este caso, así como la ranura para insertar la tarjeta microSD.

En la parte superior encontramos el mini jack de 3,5 mm para conectar los cascos, mientras que en lateral derecho tenemos los controles de volumen y el botón de desbloqueo, en su posición habitual hoy en día el los terminales móviles. En la parte inferior está el conector USB tipo C en el centro, flanqueado por dos hileras de perforaciones, una de las cuales corresponde al altavoz, mientras que la otra solo está por estética.

El móvil viene también con un protector de pantalla ya instalado, así como con una funda de silicona flexible transparente y cuyos extremos van regruesados para proteger el terminal en caso de caída. La funda también sobresale un poco sobre la superficie de la pantalla, permitiendo depositar el móvil boca abajo sin miedo a que se ralle la pantalla.

TESTEO.

Es el momento de ver cómo se ha defendido en los tests de rendimeinto. Comenzamos por AnTuTu.

La verdad es que esperaba algo más de puntuación dado el procesador que monta, aunque tampoco es mala puntuación. Veamos ahora qué nos dice Vellamo:

Seguimos en la misma tónica. No son unas puntuaciones altísmas pero no son malas en absoluto. Veamos ahora con GeekBench 3:

Vemos que en single core la puntuación es bastante baja, lógico dado que el procesador va a solo 1,3 GHz. Sin embargo, en las pruebas multi núcleo la puntuación es bastante aceptable, con lo que aquí se notan los 8 núcleos que tiene el Mediatek 6753 que emplea este terminal.

Vamos a ver ahora las pruebas realizadas con PassMark:

Y, para finalizar, veamos los test de GFX.

Y aquí es donde podemos ver cuál es la principal flaqueza del móvil: la tarjeta gráfica Mali-T720. Y es que el tiempo no pasa en balde y este modelo la verdad es que lleva ya bastante tiempo en el mercado y se nota que no tiene demasiada potencia.

EXPERIENCIA DE USO.

Esta es la parte que probablemente más os interesa, ¿verdad? Bueno, pues vamos al tajo. La experiencia de uso ha sido fantástica. Ya está. ¿No es suficiente y queréis más datos? Vale, en ese caso, vamos poco a poco.

En mano el Cheetah 2 es un móvil muy cómodo de sujetar, gracias a tener la parte trasera curvada, lo que le da un confort en mano sobresaliente. La ausencia de esquinas rectas hace que el móvil se adapte perfectamente a la mano y su tamaño bastante contenido para ser un dispositivo de 5,5 pulgadas lo hace muy portable en cualquier bolsillo que tengamos en nuestra ropa de vestir habitual. Sin embargo, nada escapa al hecho que el móvil se siente inusualmente pesado para ser un terminal en el que su parte posterior está realizada en plástico. Por cierto, quitando la parte trasera de plástico, el móvil se siente sólido cuando lo sujetamos, sin ningún tipo de crujido que nos pueda llevar a pensar en posibles defectos en el diseño.

La pantalla tiene brillo de sobra y no es necesario subirla del 10% de brillo para que sea perfectamente legible en exteriores, a no ser que le esté dando el sol de manera directa, en cuyo caso sí que querréis subir algo más el brillo. La representación del color es bastante acertada y los ángulos de visión hacen honor a las siglas de IPS de su matriz, no observando ninguna distorsión de la imagen o del color a ángulos realmente extremos.

En funcionamiento el móvil se muestra bastante ágil, algo para lo que sirve tener los 3 GB de memoria RAM. Tener dicha cantidad de memoria hace que se puedan tener bastantes aplicaciones abiertas de manera simultánea sin que el móvil se ralentice lo más mínimo, así que no es raro estar navegando por Internet mientras tienes un eBook abierto con el Kindle y escuchas música. Todo ello es realizable de manera simultánea sin que el móvil se queje lo más mínimo. También ayuda que el móvil venga de serie con Android 6.0 prácticamente stock, sin ninguna capa de personalización que sobrecargue el launcher ni el funcionamiento interno del mismo.

Hablando de música, la tarjeta de sonido que emplea es más que decente cuando se emplean los cascos (nuestros propios cascos, dado que el móvil viene sin ellos), aunque el altavoz que emplea no es precisamente la bomba. No me entendáis mal, no es mal altavoz y para el rango de precio del móvil está bastante conseguido, suena fuerte y claro pero en cuanto lo subes mucho puede llegar a distorsionar un poco. Supongo que, como decía, no creo que se le pueda pedir mucho más por el precio del terminal.

El lector de huellas funciona correctamente. La verdad es que es mi primer terminal con este tipo de lector, con lo cual no puedo compararlo con otros, pero a mi parecer desbloquea el terminal bastante rápido. Permite cargarle varios dedos en diferentes posiciones cada uno, para que no nos veamos limitados a la hora de usar tan solo un dedo para esta labor.

La batería de 3.000 mAh se desenvuelve correctamente, llegando hasta el final del día con capacidad de sobra. Había leído que originalmente la batería no duraba lo suficiente, con lo cual no debía de estar muy bien optimizada en las primeras ROMs, pero con la que a mi me llegó, el rendimiento ha sido más que óptimo, llegando a durar con las primeras cargas hasta un día y medio, usando solo el WhatsApp y las llamadas de voz. Lo único malo es que no tiene carga rápida, así que cargarla completamente desde 0 nos va a requerir de 3 a 3 horas y media como norma, con lo que tendréis que ponerlo a cargar, probablemente, por las noches.

Las cámaras hacen fotos bastante competentes para el precio del móvil. No son topes de gama, como era de esperar, pero se defienden bastante bien.

Dejo para el final el apartado en el que más se nota el precio del terminal. Sí, lo habéis acertado, me refiero a los juegos. Con juegos que sean poco exigentes o antiguos el terminal se defiende de una manera bastante correcta, pero como queramos correr juegos modernos muy exigentes, lo que tendremos en realidad es un hermoso pase de diapositivas.

CONCLUSIÓN.

El Cubot Cheetah 2 es un móvil excelente para el precio que tiene, con un buen diseño, una buena construcción y una buena optimización de la batería y el sistema operativo Android 6.0 casi sin personalización hacen de él un móvil perfecto para alguien que solo busque un terminal con prestaciones decentes, buen sonido y buena pantalla. Que venga ya de serie con una funda de silicona y un protector de pantalla ya aplicado de serie también es un plus.

Lo negativo del móvil es que es algo pesado para su uso con una sola mano y, por supuesto, la tarjeta gráfica que no permite su uso con juegos excesivamente pesados.

Pros:

  • Diseño agradable en la mano.
  • Android 6.0 casi stock.
  • Pantalla de 5,5 pulgadas FullHD.
  • Lector de huellas bastante decente.
  • Funda de silicona y protector de pantalla ya instalados de serie.
  • Posibilidad de ampliarle el almacenamiento con tarjeta microSD de hasta 128 GB.
  • 3 GB de RAM dan mucha agilidad en el uso diario.
  • Buena tarjeta de sonido, con sonidos altos y definidos en altavoz.
  • Cámaras fotográficas decentes.
  • Buena recepción del WiFi y del 3G.
  • Batería permite superar el día de autonomía sin problemas.

Contras:

  • Algo pesado.
  • Tarjeta gráfica algo justa a la hora de jugar.
  • Altavoz integrado distorsiona un poco cuando suena a tope de potencia.

En resumidas cuentas, yo he quedado encantado con el móvil y su estupendo rendimiento y por ello no puedo más que darle las siguiente calificaciones:

El Cubo Cheetah 2 lo podéis encontrar en la tienda de TomTop al excelente precio de 127,83 € pero si utilizáis el cupón VE3OFF podréis descontaros un 3%, quedando en 123,99 €, un precio realmente irresistible para un terminal tan estupendo como este Cheetah 2.

De todas maneras, también podéis encontrar otros muchos móviles en esta tienda de muchos fabricantes si seguís el siguiente enlace.