Mientras que el mercado de PC sigue cayendo en ventas, AMD vende más

Tanto Gartner como IDC, dos de las consultoras más famosas en el mundo del hardware informático, han publicado su informe relativo a las ventas dentro del mercado del PC. En este informe se desvela que el mercado global de ordenadores personales siguió cayendo en número de ventas por segundo trimestre consecutivo. Sin embargo, a todo lo que está sucediendo en él, AMD le está sacando un rédito inesperado, dado que muchos de los grandes fabricantes están recurriendo a esta compañía para paliar los problemas de suministro que todavía padece Intel.

El mercado de ventas de PC el año pasado pareció que podía repuntar un poco la tendencia a la baja que lleva años experimentando (6 años, para ser más exactos). Aunque durante el primer trimestre de 2018 el mercado fue a la baja, durante el segundo trimestre el mercado experimentó una mejoría y, durante el tercero, se mantuvo estable. Sin embargo, el año 2018 se volvió a cerrar con un nuevo descenso en las ventas de PC, tendencia que se ha repetido durante el primer trimestre de este año 2019.

A este respecto, tanto Gartner como IDC coinciden en que la cifra total de ordenadores personales que se vendieron durante el primer trimestre de 2019 fue de unos 58,5 millones de unidades y que, en general, las ventas de PC cayeron entre un 4,6 y un 3% de manera global. En general, de los 6 fabricantes que tienen presencia a nivel mundial en el mercado de PC, tan solo los 3 primeros de ellos (Lenovo, HP y Dell) consiguieron algún tipo de crecimiento. Por el contrario, todos los restantes experimentaron bajadas en sus ventas. De estas, quizás las más significativas sean las de Acer, que sigue bajando en picado sus ventas otro trimestre más.

Los problemas de suministro de Intel benefician a AMD

Una de las causas que se han esgrimido de esta caída de ventas en el mercado de PC es el continuado problema de suministro de procesadores que sigue teniendo Intel con su nodo de 14 nm. Dado que no se estima que Intel logre solucionar este problema hasta finales de este año (cuando, para entonces se supone que ya deberían de haber lanzado al mercado sus nuevos procesadores fabricados bajo su nuevo nodo de 10 nm), los fabricantes de PC han decidido buscar una solución alternativa a este problema. Y han encontrado esta solución sacando más modelos de PC que montan procesadores de AMD. Esto hace bueno el antiguo dicho que «a río revuelto, ganancia de pescadores», en cuanto a que los problemas de suministro de procesadores de Intel, están beneficiando a AMD de manera indirecta, como ya habíamos informado con anterioridad.

Sin embargo, también es verdad que el PC, como tal, puede ser que ahora no sea algo tan útil como lo era hace años. Hoy en día, la gran mayoría de usuarios acceden a Internet a través de sus teléfonos móviles y tabletas. Y, por otro lado, un mercado que también está comenzando a despertar es el de los portátiles Chromebook, que no emplean procesadores con arquitectura x86 como los que emplean los portátiles tradicionales. Quizás los datos del descenso de ventas de PC no sean más que la realización que estamos asistiendo a la muerte pausada del PC como elemento principal de la informática.