Intel anuncia la expansión de tres fábricas para acabar con la escasez de 14 nm

La escasez de Intel vuelve a ser noticia, pero en esta ocasión no por la escasez de CPUs en sí, sino por el fín de la misma. Ayer, Intel anunció la expansión de su capacidad en tres de sus principales fábricas de 14 nm y asegura que aliviará en gran medida todo el problema de suministro, recortando además el tiempo del mismo.

Intel empieza a ver la luz al final del túnel

La semana pasada fuimos los primeros en percatarnos de los movimientos de los precios en nuestro país. Las CPUs Intel estaban bajando de precio en muchos modelos, lo cual es sintomático de una mejoría para el gigante azul.

Si bien no debería sorprendernos dados los datos, si llama la atención que esta bajada empiece a producirse en plena navidad.

Lo cierto es que Intel ya anunció un plan de inversión de 1.5 mil millones de dólares en noviembre para atajar los problemas que estaban teniendo desde finales del verano con sus procesadores de 14 nm.

Este problema no solo afectó a la hoja de ruta de las navidades y a sus ventas, sino que tanto fabricantes de portátiles y placas base tuvieron que calcular sus cuotas de ventas y beneficios de nuevo para ver la realidad del problema.

Fue ayer cuando Intel da oficialmente carpetazo al problema del suministro, donde su inversión ya está realizada y es tangible, ya que ha anunciado la expansión de la capacidad en sus plantas de Oregón, Israel e Irlanda.

Según Intel, en breve dicha inversión y capacidad se verá representada a modo de reducir el tiempo del suministro en más del 60%, es decir, serán un 60% más rápidos (como mínimo) en crear, producir y disponer de procesadores bajo sus 14 nm.

Intel no creará nuevas fábricas, amplía las actuales

intel-fab-42

Intel inicialmente para sus 14 nm planeó tres fábricas de obleas para mejorar el proceso, incluida la D1X en Oregón, la Fab 42 en Arizona y la Fab 24 en Irlanda.

Pero no todo fue sobre ruedas, la Fab 42 tuvo problemas con los 14 nm y por razones desconocidas se suspendió momentáneamente. Hasta el año pasado donde Intel anunció una actualización de 7 mil millones en dicha fábrica para recuperar el ritmo perdido y posicionarla para los 7 nm de cara a 2019-2020.

intel-02

La expansión a las citadas Fabs de Oregón, Israel e Irlanda ya se encuentran en proceso y se espera que para 2019 se sucedan más actividades en cuanto a construcción de nuevos módulos e instalaciones se refiere.

Estas actualizaciones, según Intel, ayudarán a responder más rápidamente a las demandas del mercado, para así no verse comprometidos en un futuro como lo han sido desde este verano, y al mismo tiempo reducen el tiempo de suministro en dichas Fabs.

Para ser exactos, el presidente de Intel en Japón dijo que el problema de la capacidad insuficiente se resolverá completamente a finales de 2019, completando así las construcciones de las fábricas y evitando la creación de otras totalmente nuevas que supondrían más tiempo de demora momentáneo.

De momento, los minoristas están obteniendo un flujo mayor de CPUs y se espera que esto se incremente conforme pasen las semanas.