Intel Cascade Lake AP: nuevas muestras de su rendimiento salen a la luz

Escrito por Juan Diego de Usera

Intel ha dado a conocer varias muestras del rendimiento que es capaz su nueva serie de procesadores Intel Cascade Lake AP (Advanced Performance), como continuación a los que ya dio a conocer hace tan solo unos cuantos días. En ellos, estos nuevos procesadores se mostrarían superiores a los actuales AMD EPYC en ciertas tareas, llegando a ser hasta un 340% más potente que estos procesadores.

Los nuevos procesadores Intel Cascade Lake AP, son la nueva apuesta por parte del gigante azul para el entorno de servidores empresariales. Como tal, se caracterizarán por emplear un total de 48 núcleos y 96 hilos. Pero esta configuración no es la monolítica a la que nos tiene acostumbrados Intel para sus procesadores. No, en este caso la configuración con tantos núcleos sale de juntar bajo un mismo IHS dos procesadores Xeon de 24 núcleos, los cuales estarán unidos por un sustrato especial. Que, además, requerirá un nuevo socket, dado que el que emplean actualmente estos procesadores no será suficiente para ellos.

Según los datos de rendimiento que ha compartido Intel de los nuevos procesadores, estos serían desde un 50 hasta un 310% más rápidos. Sin embargo, en realidad estos resultados no son reales, dado que son estimaciones del rendimiento que ha hecho Intel en función del rendimiento real que han obtenido de sus muestras de ingeniería.

Intel Cascade Lake AP llegaría el próximo año 2019

A pesar de todos estos números que Intel ha mostrado, no podemos perder de vista que el lanzamiento de los nuevos procesadores Intel Cascade Lake AP se va a producir durante el próximo año 2019. Para entonces, es bastante probable que se tengan que medir, no con los actuales procesadores AMD EPYC 7601, sino con los nuevos procesadores EPYC, que incorporarán la nueva arquitectura AMD Zen 2. Recordemos que estos nuevos procesadores serán los primeros que montarán en su interior hasta 64 núcleos y 128 hilos, con una nueva arquitectura basada en chiplets conectados a un hub I/O central. Pero, sobre todo, que actualizar a estos nuevos procesadores, para las empresas, no requerirá cambiar de placa base, dado que son compatibles con el socket de los actuales EPYC.

Por tanto, aunque los nuevos procesadores de Intel tienen todo el aspecto de ser unos excelentes competidores para el mercado empresarial de servidores, esto no quita que los números que se han proporcionado, a la hora de la verdad, no lleguen a ser tal y como los está mostrando Intel (al fin y al cabo, estos números no dejan de ser parte de una presentación de ventas de la empresa).

Fuente > TechPowerUp

Continúa leyendo
  • miguel pozos

    Y creer que decían que no comprasen AMD, porque estos están pegados con cola.

    Al final se mordieron la lengua y terminaron haciendo lo mismo…🙄