Be Quiet! presenta su mejor disipador para Threadripper: Dark Rock Pro TR4

Escrito por Javier Lopez

En silencio, como parte de su nombre como marca indica, ha presentado Be Quiet! su último disipador para AMD Threadripper, el Dark Rock Pro TR4. Dirigido a los usuarios que buscan lo mejor en refrigeración sin poner ruido de por medio en ello, así se presenta la apuesta de la marca para el socket de gama más alta de AMD para consumidor hasta el momento.

Un diseño de doble torre con doble ventilador

Be Quiet Dark Rock Pro TR4 1

 

Desde un 1920X hasta un 2990WX hay un salto de TDP muy importante, de manera que elegir un disipador puede ser una tarea complicada si nuestra apuesta de futuro es adquirir una CPU de mayor consumo en el futuro o si directamente hemos adquirido una de las bestias de gama alta de AMD.

Be Quiet! asegura que su nuevo disipador Dark Rock Pro TR4 es capaz de disipar 250 vatios, o lo que es equivalente, es capaz de mantener a raya al Threadripper 2990WX, con tan solo una sonoridad de 24,3 dBA (UNA).

Para ello este Dark Rock Pro TR4 cuenta con dos ventiladores de distinto tamaño. El ventilador central que se encuentra entre las dos torres de disipación es un Silent Wing PWM de 135 mm con sistema de cojinete dinámico fluido, mientras que el ventilador frontal es un Silent Wings 3 PWM de 120 mm.

Be Quiet Dark Rock Pro TR4 3

Ambos ventiladores utilizan un anclaje al disipador muy conocido por los usuarios de marcas como Thermalright o Noctua, y que se basa en dos retenedores de metal que son fijados al cuerpo del disipador y al mismo tiempo fijan los ventiladores, este diseño se conoce como “desacoplado“.

Para disipar hasta 250 vatios no solo es necesario un sistema de doble torre o unos buenos ventiladores, sino que tendremos que tener un buen coolplate unido a unos buenos y numerosos heatpipes. En este caso, el Dark Rock Pro TR4 presenta una base cortada con diamante y pulida de forma exquisita para mejorar tanto el contacto como la transferencia de calor, mientras que al mismo tiempo 7 heatpipes cruzan a cada lado para terminar subiendo hacia el grueso del cuerpo de las torres de aluminio.

Corte con diamante y recubrimiento cerámico negro

Allí les esperan un nuevo sistema de fins (aletas) que han sido específicamente diseñadas para este disipador en cuanto a profundidad y forma se refiere y que maximizan el flujo del aire que pasa a través de ellas.

La parte superior de este disipador cuenta con una cubierta cortada también por diamante mientras que unas tapas enmascaran los heatpipes, logrando una apariencia increíblemente limpia.

Be Quiet Dark Rock Pro TR4 4

Además, todo el disipador incluye un recubrimiento cerámico en color negro de nueva factura, que le otorga un atractivo diseño completamente en negro y al mismo tiempo mejora la conducción de calor de todo el disipador.

Aun viendo el increíble tamaño de este Dark Rock Pro TR4 no tendremos problemas con memorias de mucha altura, ya que en su diseño tuvieron en cuenta este factor, otorgando al disipador de dos alturas distintas en ambas torres, facilitando el montaje de cualquier tipo de módulo de memoria actual.

Este disipador de Be Quiet! está disponible desde ahora a un precio de 86,90 euros.

Continúa leyendo