La escasez de chips de 14nm obliga a Intel a retroceder a los 22 nm en sus chipsets

Dados los grandes problemas de saturación que tiene Intel con su nodo de 14 nm, la empresa ha decidido volver a fabricar uno de sus chipsets en el antiguo nodo de 22 nm, en el que se fabricaban antes todos éstos. Con esta solución, Intel liberaría algo de capacidad de producción para su actual no de 14 nm, al menos, temporalmente.

Hace ya tiempo que sabemos que Intel tiene problemas con su actual nodo de 14 nm. No tanto problemas técnicos (dado que el nodo ya tiene bastante tiempo y está muy maduro), sino problemas de capacidad de producción. Hay que tener en cuenta que, casi todos los chipsets y procesadores que está fabricando Intel, lo están haciendo utilizando este nodo, pero Intel no da abasto para cubrir la demanda que hay de estos productos. Esto, por otro lado, está haciendo que los precios de los procesadores de Intel se estén disparando, llegando algunos de ellos a costar casi un 30% más.

Ya comentamos hace unos días que probablemente Intel iba a derivar una parte de su producción de chipsets para placas base a TSMC, con tal de aliviar sus problemas de producción del nodo actual. Sin embargo, parece ser que en Intel se han pensado mejor las cosas y han decidido continuar produciendo los chipsets en sus propias factorías, solo que fabricados empleando el antiguo nodo de 22 nm que empleaban antes para hacer estos mismos chipsets.

Los chipsets fabricados en el nodo de 22 nm serán los H310C

Los problemas de producción del nodo de 14 nm de Intel, se juntan con los problemas que ya tiene la propia compañía para sacar adelante su propio nodo de producción de 10 nm. Una aventura en la que Intel está invirtiendo mucho dinero, pero que, por el momento, no acaba de cuajar. A pesar de estar ya produciendo algunos procesadores para portátiles con este nodo, la realidad es que la cantidad que se produce es muy pequeña.

Para volver a emplear el nodo de 22 nm, Intel se ha decidido a emplear su chipset más básico de toda la línea para los procesadores para Coffee Lake: el H310. De hecho, este chipset de Intel ya tuvo problemas de suministro con anterioridad con el nodo de 14 nm, al poco tiempo de presentarse. A este chipset se le ha hecho ahora una pequeña revisión interna y, cuando las placas base que lo monten lleguen al mercado, en ella se especificará que montan el chipset H310C.

Cabe aquí recordar que, mientras que el chipset Z370 se sigue fabricando empleando la litografía de 22 nm, los nuevos chipsets para Coffe Lake-S (el H370, el B360 y el H310) se fabrican empleando la litografía de 14 nm, igual que los procesadores.