La demanda de placas base de AMD se dispara en China, y está afectando a su disponibilidad

La demanda de placas base de AMD se dispara en China, y está afectando a su disponibilidad

Juan Diego de Usera

Varios fabricantes de placas base, entre los que están Gigabyte y MSI, han informado que se ha producido un gran aumento de la demanda de las placas base para procesadores de AMD. También informan que, debido a este súbito incremento de la demanda, están teniendo problemas para cubrir todas las necesidades generadas por el incremento de las ventas de estas.

Por algún motivo que los fabricantes de placas base no consiguen realmente explicar, se ha producido un incremento muy grande en las ventas de este componente del ordenador, que ninguno de ellos esperaba. Concretamente, son las placas base con el chipset A320 las que son más demandadas por parte de los usuarios de ordenador en China, junto con el procesador A8 9600, la antigua APU basada en el núcleo Bristol Ridge. Dado que el precio combinado de ambos componentes no sobrepasa, en gran medida los 100 euros, y el nivel económico que hay en ese país, nos parece una solución lógica.

Obviamente, con estos componentes nadie espera que se obtengan rendimientos muy elevados, pero para salir del paso, en ese país, son una opción perfecta para sus usuarios.

Las placas base de Gigabyte y MSI son las que más se venden

No deja de resultar curioso que los usuarios chinos se decanten por la opción de AMD, cuando, de siempre se habían decantado, generalmente, por la opción de Intel. Quizás tenga algo que ver todos los problemas que acarrea la guerra comercial que tienen ahora mismo Estados Unidos y China declarada. O quizás se deba a que muchos de esos usuarios busquen también una alternativa válida y barata para poder jugar a juegos de ordenador, algo que las gráficas integradas de Intel no son realmente capaces de hacer con cierta fluidez.

Esto, obviamente, influirá en la cuenta  de resultados de AMD para este tercer trimestre de 2018, no ya solamente por parte de los chipsets que vende a los fabricantes de placas base, sino por el incremento de ventas de los procesadores APU de la serie A.

Los dos fabricantes que más están notando el incremento de ventas de placas base son Gigabyte y MSI. Especialmente el primero, que actualmente tiene serios problemas para suplir toda la demanda que hay ahora mismo en el país asiático. Tantos problemas, que los usuarios están haciendo acopio de placas base con los chipsets B450 también en ese país, lo que está haciendo que el inventario disponible de estas placas base también se esté reduciendo rápidamente.