ARM ya tiene listo un procesador para atacar a Intel en servidores: 32 núcleos, 3,3 GHz y 16 nm

Cuando Renée James (ex presidente de Intel) salió de su empresa nadie podría imaginar que poco tiempo después estaría dirigiendo otra compañía que intentaría poner en apuros al gigante azul. Ampere Computing, empresa que ahora dirige Renée, acaba de enviar su procesador de 32 núcleos ARM y 64 bits a muchas de las principales empresas de servidores del sector.

Entre esas empresas están gigantes como Google, Amazon, Microsoft, Facebook, Baidu, Alibaba, Tencent y China Mobile, gigantes como digo que siempre buscan las últimas tecnologías que les permitan posicionarse más arriba si cabe en sus sectores.

Dicho procesador estaría destinado a servidores web y otras infraestructuras como puede ser la nube

Sus características son realmente impresionantes, tanto es así que es mejor enumerarlas:

  • Un servidor único, nuevo, de alto rendimiento y con núcleo personalizado Arm®v8 de 64 bits que opera hasta 3.3 GHz específicamente diseñado para servidores en la nube.
  • Ancho de banda de memoria de alto rendimiento y capacidad de memoria líder para cargas de trabajo en la nube
    • Funciones de E / S de señal mixta altamente integradas que incluyen PCIE Gen 3, SATA Gen 3, aceleradores USB y de carga de trabajo, así como un tejido de alto rendimiento en chip.
    • Funciones de clase empresarial que incluyen ECC (código de corrección de errores) y RAS (confiabilidad, disponibilidad y capacidad de servicio).
      • Alta integración y eficiencia energética.
      • Soporte completo de virtualización.
      • Administración de energía avanzada
      • Funciones de seguridad integradas
      • Arquitectura SBSA y SBBR
      • BIOS compatible con UEFI
      • Soporte de sistema operativo de grado empresarial

A todo esto, hay que añadirle todavía más detalles técnicos como son:

  • 32 MB de L3 compartida
  • Admite hasta 1 TB de DRAM en 16 DIMMS
  • 8 canales de memoria con soporte para DDR4-2667 MHz
  • 42 líneas PCIe 3.0
  • 125 vatios de TDP
  • 16 nm Finfet TSMC

Para ponernos en contexto y sin saber ni un solo dato de rendimiento a día de hoy, un AMD EPYC 7601 de 32 cores en 14nm consume 180 vatios, eso sí, tiene 64 hilos.

Otra característica curiosa es que tendrá un enfoque de socket único y además contará con una versión inferior del mismo chip que contará con 16 núcleos y será más barato (850 dólares vs 550 dólares)

Además, Matt Taylor (representante senior de ventas de Ampere) deslizó que tienen en proceso la segunda generación de chips a 7 nm con TSMC que llegarán al mercado el año que viene y que prometen mejoras sustanciales, sin revelar de momento nada más.

Hasta aquí podemos pensar que puede presentar batalla contra Intel y en última instancia con AMD, pero si miramos los datos del mercado y su cuota, así como las empresas que bajo ARM han intentado abrirse hueco, nos encontramos con un panorama desolador con un monopolio casi absoluto de Intel.

Entonces ¿qué ofrece y puede hacer Ampere para abrirse hueco?

Según Taylor hay 3 factores de diferenciación. El primero de ellos es que una CPU AMRv8 está en una buena etapa para ser utilizada como procesadores de servidor. La segunda deriva en TSMC, ya que ahora puede producir suficiente volumen de chips a varias compañías y a una escala de nm como para poder competir en densidad de transistores con la todopoderosa Intel.

Y en tercer lugar es que el ecosistema de software de ARM está madurando de cara a las cargas de trabajo de clase empresarial.

¿Está en lo cierto Taylor? ¿Puede una compañía relativamente nueva plantar cara con apuestas como esta a los dos gigantes de los servidores? Solo el tiempo lo dirá, sin datos de rendimiento no podemos dilucidar si serán competitivos en entornos tan exigentes como los citados.