AMD vuelve a confirmar los 7 nm para Zen 2, Vega y Navi

Durante la presentación de su gama de procesadores APU de la serie PRO para el mercado empresarial portátil y de escritorio, AMD ha vuelto a asegurar que la fabricación de los procesadores Zen 2 y de las tarjetas gráficas Vega y Navi en el nodo de 7 nm está asegurada, y va todo por buen camino.

Viendo la tira de problemas que está teniendo Intel para bajar al nodo de producción de 10 nm sus procesadores, está claro que disminuir los nodos de fabricación para las fábricas, cada vez está siendo mucho más complicado. Aunque esto ya se sabía desde hace tiempo, es ahora cuando las empresas se están comenzando a topar con los problemas asociados con las reducciones de los nodos, como la electromigración en las vías de datos o la física cuántica.

Creo que por estos motivos, a propios y a extraños nos sorprende que AMD no parezca estar teniendo problemas con esta reducción del nodo de fabricación. Sí, sí, ya sabemos que AMD carece de fábricas como tal, pero parece que sus socios principales (Global Foundries y TSMC) no lo están teniendo tan complicado, como inicialmente se había llegado a pensar. Incluso sabemos que TSMC ya tiene bastante listo su nodo de 5 nm y ya está comenzando a construir su primera fábrica para el nodo de 3 nm.

Que Zen 2, Vega y Navi se fabriquen a 7 nm produciría un buen ahorro energético

Disminuir el nodo de producción a 7 nm puede traer consigo varias ventajas:

  • Incrementar la cantidad de transistores dentro de los núcleos, para incrementar el rendimiento, sin salirnos de una envolvente térmica específica.
  • Disminuir de manera radical el consumo de los componentes, manteniendo el mismo nivel de rendimiento de estos.

Que AMD haya optado por fabricar sus tarjetas gráficas Radeon RX Vega en el nodo de 7 nm nos da por pensar que van detrás de los ahorros de consumo que traería asociado bajar el nodo de fabricación a la mitad (Vega está fabricada en nodo de 14 nm). Lo cual tendría sentido, dado que una de las cosas que más se han criticado de estas tarjetas gráficas, es su elevado consumo, para el rendimiento final que son capaces de producir.

En cuanto a Zen 2, lo más probable es que, en esta revisión del núcleo, AMD vaya buscando aumentar todavía más el rendimiento de estos procesadores, a base de montar más transistores en sus núcleos, que les ofrezcan mejor capacidad de reacción. También tengamos en cuenta que los transistores, a medida que se baja el proceso de fabricación, cambian de estado con mucha mayor facilidad y requieren menor voltaje para hacerlo.

En resumidas cuentas, es de lo más alentador que AMD afirme que las cosas están yendo bien para AMD Zen 2, Radeon Vega y Radeon Navi.