Cómo manejar correctamente los componentes del PC para evitar cortocircuitos

Escrito por Juan Diego de Usera

Has comprado tu nueva tarjeta gráfica o tu nueva placa base y te dispones a montarla. Pero, de repente, olvidas toda medida de precaución a la hora de manejar componentes electrónicos y, al sacarla de la bolsa, toda la electricidad estática se descarga sobre un chip, dejando el componente inservible. Hoy veremos cómo manejar los componentes electrónicos de vuestro PC.

Lo primero que deberíamos definir es “qué es la electricidad estática“. Se denomina electricidad estática a la corriente que se almacena sobre una superficie debido a un exceso de cargas eléctricas (positivas o negativas), y que solo se puede solventar cuando ponemos en contacto dicha superficie con un buen conductor de la electricidad. Como norma, la mayoría de plásticos suelen cargarse con bastante facilidad de electricidad estática, y el cuerpo humano es un excelente conductor de la corriente eléctrica. Por tanto, no es tan raro que, al acercarnos a un material así cargado y tocarlo, se produzca una descarga de toda la carga eléctrica que se ha acumulado, con los famosos sonoros (y dolorosos) chispazos eléctricos.

Estos chispazos eléctricos son lo suficientemente potentes como para dañar los chips que se instalan en los componentes electrónicos, pudiendo arruinar en un santiamen una carísima tarjeta gráfica o una placa base. Y lo peor es que ese tipo de daños por mal manejo del componente, no lo cubre la garantía del mismo. Así que, o lleváis el componente a una tienda de electrónica donde puedan sustituir el componente dañado, u os quedaréis con un pisapapeles de lo más caro (y bonito, aunque esto es ya más cuestión de gustos).

Ejemplo de cómo NO se ha de poner una pulsera antiestática

Para manejar los componentes del PC siempre hay que ponerse a tierra

Lo principal que debéis de saber a la hora de manejar los componentes de vuestro ordenador es que os debéis de poner a tierra. No, no nos estamos refiriendo a que debéis de hacerlo con los pies en el suelo, si no que nos referimos a que, previamente debéis de descargar cualquier tipo de electricidad estática que hayáis podido acumular. Al hacerlo, minimizaréis considerablemente el riesgo a que se produzca un chispazo eléctrico.

Existen varias maneras de ponerse a tierra:

  • Tocando con nuestra piel (un dedo es más que suficiente para ello) algún instrumento metálico que no esté sobre una superficie aislante y que, por tanto, esté puesto a tierra.
  • Tocando el propio suelo de donde estamos, siempre y cuando este sea de piedra y, sobre todo, que no sea de moqueta.
  • Usando una pulsera antiestática.

De hecho, la pulsera antiestática es el método más común de hacerlo. Esta pulsera se coloca directamente sobre la piel en un extremo, mientras que el otro se conecta a un componente metálico debidamente puesto a tierra. Muchos usuarios lo que hacen es colocársela en el tobillo, para poder tener libertad con sus manos para poder manejar los componentes dentro de la caja. Por tanto, la caja del ordenador, a no ser que la fuente de alimentación tenga conectado el cable de corriente, es el PEOR lugar donde la podéis conectar.

Lo que nunca deberéis de hacer es montar componentes electrónicos ENCIMA de una bolsa antiestática. Esto se debe a que, en este tipo de bolsas, la superficie exterior sí es conductiva de la electricidad y si colocáis el componente sobre ella y vosotros estáis cargados de electricidad estática… Ya os podéis imaginar lo que sucederá después, ¿verdad?

Continúa leyendo
  • Rafabtx

    O tocar la toma de tierra de un enchufe xd

    • Anubis

      xD