La oblea de silicio cada vez está más cara, y así afectará al precio de los componentes

El precio de la oblea de silicio sigue subiendo, debido a la gran demanda que tienen por parte de los fabricantes de circuitos integrados que las necesitan para fabricar sus componentes. Esta alta demanda está haciendo que los precios de los componentes ya finalizados se sigan incrementando, en un mercado que, ya de por sí, está bastante caro.

Definitivamente, el 2018 se está convirtiendo en un mal año para intentar cambiar de ordenador. Actualmente hay carencias en todos los departamentos que tienen que ver con los componentes de un ordenador:

  • Faltan chips de memoria RAM, lo que afecta al precio de ese tipo de memoria empleada por los fabricantes de módulos de memoria y de tarjetas gráficas.
  • Faltan chips de memoria NAND, lo que afecta al precio de venta de las unidades de almacenamiento sólido.
  • Faltan núcleos gráficos, por el abuso de la minería de criptomonedas, lo que hace que no se puedan encontrar tarjetas gráficas a la venta e incrementa el precio de las pocas que sí lo están.

Parece ser que el único departamento donde no hay escasez de componentes es en el de discos duros mecánicos.

Si a todo esto que hemos citado, le sumamos la escasez de obleas de silicio, que son la base de toda la cadena de producción de los chips que montan los diferentes componentes de hardware, es normal pensar que su incremento de precio va a acabar repercutiendo en nuestro bolsillo.

La oblea de silicio cada vez tiene una demanda mucho mayor

Gran parte de la culpa de que el precio de la oblea de silicio se haya disparado la podemos encontrar en la gran cantidad de nuevas foundries que están apareciendo en China, amparadas por el paraguas de su gobierno, que están comenzando a producir componentes para su inmenso mercado interno. Pero tampoco podemos dejar de lado el incremento de las capacidades de producción de Intel, TSMC y Global Foundries (por citar las más importantes), que hacen que la necesidad de disponer de obleas de silicio se hayan disparado.

En esta situación, los principales productores de obleas del mundo, como son GlobalWafers, Formosa Sumco Technology, Shin Etsu, Siltronic y SK Siltron se están beneficiando enormemente de este incremento en la demanda. Por poner un ejemplo, GobalWafers ha visto un incremento de los beneficios netos, año a año y desde el 2016, de cerca del 200%. Esta fábrica es la encargada de suministrar cerca del 18% de producción de obleas de silicio a nivel mundial y es capaz de producir hasta 750.000 obleas de 300 mm y 1.050.000 de obleas de 200 mm al año, que son los dos modelos más demandados por la industria.