La mitad de los SSD vendidos en 2018 serán PCIe, según TrendForce

Escrito por Juan Diego de Usera

Según la web de TrendForce, los precios de las memorias NAND bajarán un poco durante el presente año 2018, lo cual facilitará el incremento de las ventas de los SSD incluidos en las configuraciones de los OEM. Llegando incluso a afirmar que la mitad de los SSD vendidos en 2018 pertenecerán a la categoría de los M.2 NVMe.

De todos es sabido que el grado de implantación y aceptación de las unidades de almacenamiento sólido se ha frenado de manera considerable dado el alto precio que tienen estas unidades a la hora de venderse. Tras haber pasado unos cuantos años en los que el precio de los SSD vendidos había seguido una tendencia descendente de manera continuada, el precio de la memoria NAND que emplean comenzó a subir de manera imparable desde hace ya más de un año. Imitando al precio de la memoria RAM DDR4, que también lleva desde hace casi dos años en continua escalada de precios.

Todo esto lo que ha generado es un mercado cautivo, en el que las ventas de componentes se han frenado en gran medida por los precios tan altos que hay en él de ciertos componentes necesarios para ensamblar un PC. Una tendencia que ha continuado durante bastante tiempo, pero que ahora TrendForce cree que se va a empezar a revertir.

Los portátiles montarán la mitad de los SSD vendidos en 2018, y será NVMe

Dado que los principales productores de memoria NAND (SK Hynix, WD / Toshiba, Micron e Intel) acaban de comenzar la producción en masa de sus chips de memoria NAND de 64 / 72 capas durante el primer trimestre de 2018, es muy posible que la penetración de esta memoria 3D-TLC pueda llegar a alcanzar el 70% durante este año. Y el desarrollo de la memoria 3D-QLC está ya bien avanzado (se espera que comience su producción en masa durante la segunda mitad de 2018), lo que conseguiría poner mucha más información en los chips de NAND, lo que bajaría su precio final.

Los analistas de TrendForce creen que la aceptación de los SSD en el mercado de ordenadores portátiles seguirá creciendo este año a un ritmo muy superior al visto durante el 2017. Es más, afirman que, gracias a la inclusión de los puertos M.2 en los portátiles con capacidades NVMe, la mitad de los SSD vendidos este año serán de esas características. Sin embargo, viendo que este tipo de unidades son bastante más caras que las que emplean el bus SATA normal, mucho creemos que debieran de bajar los precios para que su popularización llegue hasta esos extremos.

Fuente > TrendForce

Continúa leyendo