ASRock trae la gama económica a las placas con chipset X370 de AMD

Escrito por Juan Diego de Usera

El fabricante de placas base ASRock acaba de presentar su nuevo modelo X370 Pro4. Este nuevo modelo pretende traer a la gama económica todo el rendimiento y las funcionalidades de la gama alta de AMD, incluyendo el soporte para configuraciones multi gráficas y unos VRM de más fases para que el overclock sea más sencillo y con mejores resultados.

Hasta ahora, el sector de la gama económica de placas base de AMD ha estado dominado en ventas por los modelos que empleaban el chipset B350, como un perfecto representante de la gama media de estos chipsets, especialmente si miramos los precios de las series B350 y la X370. Éstos acaban en la frontera de los 120 € para los primeros, mientras que los segundos se extienden hasta bien pasado los 300 €.

Lo que necesita el sector de las placas base con chipset X370 para revitalizarse es incorporar varios modelos que tengan la mayoría de opciones y funcionalidades de las placas base más caras de esa gama, pero a un precio que sea más bajo de los 100 €. Esto pondría esta gama más al alcance de los usuarios que hasta ahora solo pueden optar a la gama económica de placas base, suponiendo un plus considerable para acceder a este segmento del mercado y todas las características avanzadas que se suelen incluir en ellas.

Aun siendo gama económica, la X370 Pro4 incorporará muchas características de gamas más elevadas

La nueva ASRock X370 Pro4 incorpora muchas características que hasta ahora solo estaban disponibles en las placas base de alta gama, como el soporte para AMD CrossFireX (aunque no tiene soporte para NVIDIA SLI) con dos ranuras PCIe x16, en configuración x16 y x4. También incorpora el soporte para el empleo de dos unidades de almacenamiento sólido M.2, funcionando una de ellas a través del bus PCIe x4, mientras que la segunda lo hace a través del bus SATA.

En cuanto al almacenamiento que permite la placa base, éste se basa en 6 puertos SATA 3, más cinco puertos USB 3.1 tipo A en su parte trasera, un conector USB 3.0 en la placa base, dos conectores USB 2.0 en la placa, dos puertos USB 2.0 tipo A y otro puerto USB 3.1 tipo C en la parte trasera de la placa base.

La capacidad máxima de memoria RAM que soporta la placa base es de 64 GB, aunque la velocidad máxima de ésta, en el caso de querer llenar todas las ranuras no podrá sobrepasar los 2.400 MHz.

ASRock no ha comentado cuándo llegará esta nueva placa base al mercado, pero sí sabemos que su precio rondará los 95 €.

Continúa leyendo
  • David Minguillon Cabrera

    Joder. Una placa como esa y un ryzen 3 por ejemplo. Y con poca pastas te montas algo bueno

  • Ryutsuki Sonoda

    ojala hagan lo mismo con los chipset para los ryzen de abril