Samsung Exynos M3: las claves de cómo superar las CPU de Apple

Escrito por Manuel Santos

Anteriormente, compañías como Samsung, Qualcomm o Mediatek se habían centrado en el desarrollo de chips con gran número de núcleos creyendo que esto era lo mejor para nuestros smartphones. Pero es lo que tiene la novedad, hay que probarlo todo para mejorar a Apple.

Los de Cupertino se habían centrado en el rendimiento de los procesadores en el cálculo mononúcleo, consiguiendo optimizar la mayoría de las tareas para las que utilizamos un dispositivo móvil.

exynos m3 apple

Samsung ha conseguido mucho con el Exynos M3

El resto de compañías no es que se centraran en la multitarea, pero al ver que los dispositivos se alejaban más del concepto de microcontrolador y se acercaban sospechosamente al de sistema de propósito general (PC), creyeron que la mejor forma de optimizarlos es aumentar sus núcleos e hilos.

Hace algunos años esta tendencia se redujo y precisamente, Samsung empezó a desarrollar sus Exynos. Desde este momento ha ido mejorando los tiempos de ejecución de sus chips consiguiendo acercarse peligrosamente a Apple. Esta vez en su M3 ha conseguido mejorar los tiempos aumentan el número de instrucciones al vuelo, pasando de cuatro a seis.

Se ha conseguido mejorar los tiempos de operación: una multiplicación consigue realizarse en 4 ciclos y una división, la operación mas paralizante de un procesador, pasa de tardar 21 a 12 ciclos – ¡vaya! Se han aumentado las unidades de lectura, de una pasan a ser 2 y las unidades de FP (Punto Flotante) se han aumentado en 1. Por su parte la unidad de carga no tienen nada que mejorar, tardando 1 sólo ciclo en realizar cargas simples.

Todo tiene un coste, una ejecución completa de una instrucción pasa de tardar 13 ciclos a tardar 15, aunque para compensarlo Samsung ha mejorado el predictor de saltos y aumentado el buffer de reordenación.

exynos m3

Los Exynos M3 en el Samsung Galaxy S9

Cuatro Exynos M3 serán utilizados junto a cuatro Cortex A55 en el Exynos 9810, con una frecuencia de 2,9 GHz para el M3 y de 1,9 GHz para el A55. Puede que Samsung no mantenga tan altas frecuencias en sus procesadores, ya que 2,9 GHz es el máximo al que pueden operar siendo innecesario para un smartphone. Además, si reduce la frecuencia conseguirá reducir el consumo de batería.

Centrándose en el funcionamiento de un hilo por núcleo Samsung puede mejorar enormemente el funcionamiento multinúcleo de sus nuevos procesadores. ¿Puede que haya llegado el momento de superar a Apple? No podemos esperar más para ver los primeros benchmarks de este ingenio de la arquitectura de computadores.

Vía > AnandTech

Continúa leyendo