Ya disponibles los SSD económicos Intel NVMe 760P de 2 TB

Ya disponibles los SSD económicos Intel NVMe 760P de 2 TB

Manuel Santos

Intel ha lanzado sus SSD 760P, los SSD con mayores capacidades, mejor rendimiento y un precio asequible. La nueva serie 760P M.2 necesita menos energía por lo que se convierten en el compañero perfecto de los ordenadores para el consumidor estándar.

Intel está apostando mucho por sus gamas de SSD M.2, como ya lo demostró con el lanzamiento de su serie 800P, el SSD «barato» de Intel o los 900P, destinados a aquellos que necesitan los mejores tiempos de lectura y escritura, estos últimos pueden llegar a los 600 euros.

Los SSD de Intel pensandos para el público general ya están disponibles. Esta series en cocnreto, la 760P  forma parte de la nueva serie 7 de SSD de Intel, que llegan con un nuevo lenguaje de diseño. Estos nuevos SSD están basados en el factor de forma NVMe (M.2) e incorpora 64 capas de TLC basados en flash 3D NAND, ofreciendo mayores capacidades, un mejor rendimiento y lo más importante: un menor consumo si lo comparamos con la versión anterior de los SSD M.2 de Intel.

Intel SSD 760P render

En la página de Intel aun no se encuentran los nuevos SSD de mayor capacidad, sólo podemos ver los de 128, 256 y 512 GB. Aunque os vamos a dar los datos que poseemos sobre estos dos nuevos SSD.

Intel SSD 760P: 6 veces mejor que un SATA convencional

El factor de forma es un M.2 2280 de doble cara, el cambio en el diseño que ha permitido aumentar la capacidad de estos SSD. Con controlador Silicon Motion SM2262. Con una tasa de resistencia de 576 TBW para el de 1TB y de 1152 TBW para el de 2TB.

En términos de rendimiento, estos SSD 760P tienen velocidades de lectural secuancial de 3,23 GB/s y velocidades de escritura de 1,625 GB/s. La velocidad de lectura aleatoria de los drivers asciende a los 340K de instrucciones de entrada/salida por segundo (IOPs), mientras que la escritura es de 275K de IOPS. Los datos concretos de consumo de estos SSD son: cuando el SSD está activo es de 50mW y en estado ocioso tan solo 25mW.

Todas estas especificaciones son seis veces mejores que las del rendimiento de un disco SATA de precio similar. Pero lo mejor de todo: los nuevos SSD tendrán una garantía de 5 años.

Intel está apuntándose cada vez más a la carrera de los SSD, atrás quedaron los tiempos en los que los SSD eran sólo para usuarios premium que pudieran permitírselos. Ahora las empresas trabajan también para el usuario de a pie y busca ofrecerle el hardware más competente.