Intel no recomienda instalar los parches contra Meltdown y Spectre, aún

Parece ser que Intel no ha comenzado este año 2.018 de una manera muy óptima. Y la gestión que se está haciendo del desastre de las vulnerabilidades que afectan a sus procesadores no está siendo lo que esperamos de esta compañía. La última es que Intel ahora desaconseja la instalación de los parches contra Meldown y Spectre.

A medida que va pasando el tiempo, el culebrón de Intel con las vulnerabilidades Meltdown y Spectre sigue enredándose  cada vez más. Cabe recordar que estas dos vulnerabilidades salieron a la luz el día 3 de Enero y que, hasta la fecha, no se han conseguido parchear de una manera efectiva.

El caso es que los usuarios por el momento han sido algo reacios a instalar los parches, primero porque se sospechaba que al hacerlo el rendimiento de los ordenadores se vería gravemente comprometido (cosa que en los ordenadores de escritorio no ha sucedido, por suerte). Luego surgió el problema de los reinicios aleatorios que empezaron a verse en equipos que tenían procesadores con núcleos Haswell y Broadwell. Así que no me extraña lo más mínimo que los usuarios no quieran dejar que estos supuestos parches contra Meltdown y Spectre entren en sus equipos.

Intel ya ha identificado el problema en los parches contra Meltdown y Spectre

Hoy Intel ha comunicado que ya ha identificado cuál podría ser el posible problema que hace que los ordenadores de los usuarios que instalan estos parches sufran de reinicios aleatorios (aunque no han especificado cuál) y, según ellos, están trabajando en conjunción con sus socios para crear un nuevo parche más estable que el que habían lanzado originalmente. Vamos, que están empleando a sus socios como conejillos de indias, a ver si consiguen corregir un fallo suyo al crear un software que, con las prisas, nadie había llegado a probar antes de lanzarse a Internet.

Eso sí, mientras los usuarios tienen que seguir soportando el mal hacer de esta compañía que conocía del problema antes de lanzar sus últimos procesadores de núcleo Coffee Lake y que no hizo nada en su momento para intentar remediarlo antes del lanzamiento. Porque, no está de más recordar que tanto Intel como AMD sabían de estas dos vulnerabilidades desde Junio del año pasado. ¿A alguien le extraña que los CEO de ambas compañías se deshicieran de un buen puñado de acciones días antes de que estallara el escándalo de estas do vulnerabilidades? Yo creo que aquí hace tiempo que todos sabemos que los Reyes Magos son los padres.

Mientras tanto, Intel sugiere que no se instale ningún parche contra ambas vulnerabilidades, no se vaya a liar la cosa todavía más.