Kingston cumple 30 años como uno de los líderes en productos tecnológicos

Escrito por Juan Diego de Usera

El fabricante de productos tecnológicos Kingston está de enhorabuena. Dado que está ahora mismo celebrando su trigésimo aniversario dentro del sector de las soluciones de hardaware informático. Habiéndose convertido en una de las marcas más respetadas y confiables de este sector tan competitivo. Y con una amplia base de cliente, que se mantienen fieles a la marca.

Mira que llevo años metido en el mundo de la informática DIY (desde que monté mi primer Pentium III a 600 MHz, con núcleo Katmai) y, si hay una marca que siempre ha parecido estar ahí, esa es Kingston. Tampoco es de extrañar, dado que la marca comienza a funcionar a finales de 1987 y, para aquel entonces ya era una empresa bien establecida en el mercado. Y con bastante buena reputación como fabricante de módulos de memoria SDRAM.

El hecho es que en el año 1999, este fabricante adquirió la participación mayoritaria de Powertech Technology Inc. Que a la sazón era el mayor fabricante de obleas para chips de memoria RAM del mundo. No solo de éstas, si no que en sus instalaciones también se testeaban las obleas, para el posterior empaquetado de los chips de memoria. Con este movimiento, Kingston afianzó su posición líder dentro del mercado mundial.

Con el paso de los años, Kingston ha seguido siempre fiel a su filosofía

En el año 2.002, Kingston crea la marca HyperX. Con ella, el fabricante se empieza a adentrar con paso firme en el mundo de la RAM de altas prestaciones. Un mercado que, hasta ese momento, había estado dominado por otras marcas como Corsair o GeIL.

El lanzamiento de esta nueva marca fue seguido, al año siguiente, por el lanzamiento de los primeros pen drives USB. De hecho, este mercado de la memoria NAND ha sido uno de los más provechosos de la marca. Al crear modelos para todos los públicos en cuanto a capacidad de almacenamiento y velocidad de transferencia. El hecho es que yo todavía tengo un pen drive USB de la marca HyperX. Un modelo de 64 GB que, en su momento, era capaz de igualar las prestaciones de cualquier SSD del momento.

Tan provechoso es este mercado para este fabricante, que en 2.013 lanzó su primer pen drive de 1 TB. Al que siguó tres años después otro modelo con 2 TB de capacidad interna.

Tampoco es de extrañar que diferentes consultoras internacionales sigan situando a Kingston, a lo largo de los años como la marca con clientes más fieles.

Desde Hard Zone queremos brindar con Kingston por otros 30 años más (y los que vengan después).

Continúa leyendo