EK Water Blocks sigue expandiendo su catálogo de Fluid Gaming

Escrito por Juan Diego de Usera

El famoso fabricante de bloques de agua EK Water Blocks ha presentado nuevos componentes para su reciente línea de refrigeraciones líquidas Fluid Gaming. Esta gama se caracteriza por emplear aluminio, en lugar de cobre, para reducir su precio de venta de manera sustancial. Pero sin que se resienta demasiado el rendimiento térmico del circuito abierto.

Siempre digo, y siempre diré, que los dos principales problemas que tienen las refrigeraciones líquidas son:

  • Lo complicado y laborioso que es la selección de componentes y su montaje para el mortal común
  • El precio más que elevado de estos componentes

La gama Fluid Gaming de EK Water Blocks se ha diseñado con el objetivo de anular dos de esos problemas. Dado que al venir todos los componentes dentro de la misma serie, son todos compatibles entre sí. Y luego está el tema del precio. Porque es bastante más barato fabricar en aluminio que en cobre, que es como se fabrican generalmente todos los bloques de agua. Sin embargo, la diferencia en temperaturas entre ambos materiales no es especialmente alta. Gracias a ello, el precio del kit de Fluid Gaming más barato es de 150 €, mientras que un kit barato normal de EK cuesta 190 €.

Los nuevos componentes para Fluid Gaming permitirán expandir los kits originales más allá

Desde el principio se ha comentado que quizás mayor inconveniente que presentan los kits de Fluid Gaming eran las casi nulas posibilidades de expansión de los circuitos. Dado que sus componentes no se vendían de manera individual. Eso cambia ahora, dado que EK Water Blocks ha dado el paso definitivo y ha puesto a la venta todos los componentes específicos de sus kits de bajo coste a la venta. Permitiendo que los usuarios puedan expandir sus circuitos hasta donde estimen conveniente.

Cuando me refiero a “componentes específicos” hago referencia tanto a los bloques de agua, los radiadores, los racores y las tomas de líquido. Porque, obviamente, el resto de componentes que no se fabrican en aluminio, como la bomba de agua, la reserva y el tubing de plástico, son comunes para el resto de kits de la marca. Y se han podido comprar por separado desde siempre.

Este movimiento por parte de EK Water Blocks tampoco es que me haya extrañado demasiado. La marca sabe perfectamente que el usuario de refrigeraciones líquidas nunca está satisfecho con su circuito original. Y siempre está viendo formas de expandir éste con la incorporación de nuevos componentes. El gran problema con el que se enfrentaban los usuarios de los Fluid Gaming es que no se pueden mezclar componentes fabricados en aluminio con los fabricados en cobre. Porque entre ellos se genera corriente galvánica que degrada los componentes.

Continúa leyendo