Aparecen benchmarks de los Intel Core i7 8700K y Core i5 8400

Como es habitual, en la base de datos de SiSoft Sandra han aparecido los resultados de benchmark de unos procesadores que todavía no han salido al mercado. En éste caso se trata de dos de los procesadores Intel de octava generación que serán lanzados éste mismo trimestre, concretamente del Core i7 8700K y del Core i5 8400, ambos de seis núcleos.

Digo que es habitual porque ya sabéis que normalmente los procesadores caen en manos de analistas antes de ser lanzados, de manera que podamos publicar los análisis en el día de su lanzamiento. En cualquier caso, en la base de datos de Sandra han aparecido datos de rendimiento de los procesadores antes mencionados, que según dijo Intel en su presentación oficial ofrecerán hasta un 40% más de rendimiento que la generación actual, algo que podemos atribuir sin duda a que Intel ha incrementado en un 50% el número de núcleos físicos, así que más rendimiento tiene que tener seguro. Además recordad que Coffee Lake utiliza la misma litografía que Skylake, por lo que si hay incremento de rendimiento por core será por una mayor velocidad de funcionamiento.

El Core i7 8700K es el tope de gama de los procesadores Intel de octava generación para la gama media. Cuenta con seis núcleos físicos y doce hilos de proceso, y según los benchmarks que podemos ver de SiSoft Sandra incrementa el rendimiento hasta en un 45% con respecto al Core i7 7700K de cuatro núcleos y ocho hilos en la prueba de aritmética, y en un 47% en la prueba multimedia. Claro que ambos test son multi hilo, por lo que contar con cuatro hilos de proceso más se nota y mucho como es lógico. En la prueba de criptografía el incremento es solo de un 12%.

El otro procesador es el Core i5 8400, de seis núcleos pero sin hyperthreading. En teoría va a ser uno de los más atractivos puesto que su precio debería rondar los 200 dólares y proporcionará un rendimiento bastante decente. Comparándolo con el Core i5 7600K (aunque en realidad debería de ser comparado con el Core i5 7400), presenta un 40% de mejora de rendimiento en la prueba aritmética, un 50% en multimedia, y un 14% en criptografía.

La verdad es que todo parece indicar que el aumento de núcleos físicos de Coffee Lake ha sido una muy buena decisión por parte de Intel, y -dependiendo del precio obviamente- podrían haber encontrado una “perita en dulce” para los usuarios que buscan, de verdad, incrementar el rendimiento de sus sistemas. Personalmente yo me planteo actualizar mi plataforma Skylake a Coffee Lake si los precios son adecuados (pues podría suceder que Intel se desmadre y empiece a poner procesadores a 500 dólares, en ese caso habrán perdido todo lo ganado bajo mi punto de vista).

Vía | TechPowerUp.