El nuevo Shuttle H110G te permitirá instalar una gráfica dedicada dentro de él

Escrito por Juan Diego de Usera

El fabricante de barebones Shuttle, acaba de presentar su primer barebone dotado de una ranura PCIe x16. Lo cual a lo mejor no sería tan importante si no fuera porque este barebone XPC XH110G tiene un tamaño bastante reducido. Contando solo con una capacidad interna de 3 l, que es bastante poco. Pero pudiendo instalar un excelente hardware.

Si hay un rey de los mini PCs en el mercado, ese es desde luego Shuttle. Desde hace muchísimos años, esta marca lleva fabricando barebones de tamaño bastante reducido a unos precios bastante interesantes.

¿Que qué es un barebone? Bueno, para los que no lo sepáis, un barebone es la estructura mínima para configurar un ordenador personal. Generalmente, al comprar uno de ellos, te suelen vender juntos la caja, la placa base  y la fuente de alimentación. Dejando a la elección del cliente qué modelos de procesador, memoria RAM y almacenamiento montar en él. Y es que, a diferencia de los ordenadores pre ensamblados, Shuttle te ofrece una base sólida para que montes tu sistema. Con el aliciente de que sus cajas suelen ser de muy pequeño tamaño y mucho mejor preparadas internamente para sus tareas. En comparación con las cajas de ordenador más genéricas.

En el nuevo Shuttle XH110G solo podrás instalar tarjetas de una ranura de espesor

El nuevo barebone de Shuttle presenta la novedad, frente a todos los antiguos modelos de esta marca, de tener una ranura PCIe x16 elevada de la superficie de la placa base mini ITX que emplea. Esto significa que un usuario podría instalar en ella tarjetas de expansión como tarjetas de red 10 Gbit Ethernet, capturadoras de vídeo, PCIe SSD o incluso una tarjeta gráfica dedicada. Aunque en caso de optar por eso, hay que tener en cuenta que ésta no puede tener un espesor superiora una ranura. Y como alimentación solo puede emplear un conector PCIe de 6 pines. Así que la propia Shuttle recomienda que no se instale nada superior a una Geforce GTX 1050 Ti. Aunque, si lo piensas fríamente, comparado con la gráfica integrada en los procesadores de Intel, el salto cualitativo va a ser brutal.

En cuanto a los procesadores que se pueden instalar, serían todos los pertenecientes a los núcleos Skylake y Kaby Lake. Siempre y cuando, su TDP no pase de los 65 W, lo cual no está nada mal para el tamaño del equipo. La placa base tiene dos ranuras SO-DIMM en las que se pueden instalar hasta 16 GB en cada una, para dar un total de 32 GB para el equipo.

En cuanto al almacenamiento, la placa cuenta con dos ranuras M.2: Una de ellas para una longitud máxima de 2280 (para SSDs), mientras que el segundo tiene una longitud máxima de 2230 (para tarjetas WiFi).

El precio del Shuttle XH110G es de 231 € + IVA

Continúa leyendo