Se avecina una guerra de patentes entre Intel y Microsoft, y sería dura

Escrito por Juan Diego de Usera

Las cosas se están calentando bastante en el campo del sistema operativo para procesadores. Y es que los desarrolladores que tienen licencias ARM quieren que Microsoft emule por software su API Win32. Esta API ha sido desarrollada específicamente para la arquitectura x86 de Intel para procesadores. Y a Intel no le gusta nada de nada la idea esa y amenaza con una guerra de patentes.

Intel defiende rigurosamente su dominio sobre su propiedad intelectual, la arquitectura x86. AMD es el único licenciatario activo de x86, y tiene una línea competitiva de procesadores a través de varios segmentos de mercado. Está claro que tampoco se le van a caer los anillos si se tiene que meter en una guerra de patentes para defenderla.

Sin embargo, ha sido un largo sueño de los fabricantes de chips que no poseen una licencia x86 que Microsoft, de alguna manera consiga emular su API Win32. Esta API está diseñada inherentemente para la arquitectura x86, y no se puede usar en la arquitectura ARM con mayor número de licencias actualmente. Siendo uno de los fabricantes de chips ARM más grandes, Qualcomm impulsó los ordenadores convertibles 2-en-1 (notebook-to-tablet) movidos por sus procesadores Snapdragon, que ejecutan Windows 10, con soporte para el software Win32, además de las aplicaciones UWP de Microsoft.

¿Qué buscan los fabricantes de procesadores con este movimiento?

Este diseño de referencia Snapdragon + Windows 10 es impresionante con su vida de batería y su rendimiento que los principales fabricantes de ordenadores, como Lenovo, HP y ASUS, se han alineado para conseguir la licencia del diseño y hacer los suyos propios.

Esto habría sido un factor de forma licenciable regido por Microsoft, muy parecido a cómo Intel gobernaba el factor de forma Ultrabook. Esto impactaría duramente en la línea de flotación de Intel, ya que los fabricantes de SoC con grandes presupuestos de investigación y desarrollo, como Qualcomm, Samsung y NVIDIA, que cada uno tiene licencias ARM, podrían mover ordenadores más grandes y más rápidos que emulan x86, expulsando a Intel del ecosistema.

Intel no ha tardado mucho en mostrar su desacuerdo con esta iniciativa y a principios de esta semana, daba un manotazo encima de la mesa y emitía un comunicado advirtiendo que estas compañías deben de cesar en sus intentos.

Intel no está dispuesta a dar su brazo a torcer

Os reproduzco una parte del comunicado de Intel:

There have been reports that some companies may try to emulate Intel’s proprietary x86 ISA without Intel’s authorization. Emulation is not a new technology, and Transmeta was notably the last company to claim to have produced a compatible x86 processor using emulation (“code morphing”) techniques. Intel enforced patents relating to SIMD instruction set enhancements against Transmeta’s x86 implementation even though it used emulation.

Only time will tell if new attempts to emulate Intel’s x86 ISA will meet a different fate. Intel welcomes lawful competition, and we are confident that Intel’s microprocessors, which have been specifically optimized to implement Intel’s x86 ISA for almost four decades, will deliver amazing experiences, consistency across applications, and a full breadth of consumer offerings, full manageability and IT integration for the enterprise. However, we do not welcome unlawful infringement of our patents, and we fully expect other companies to continue to respect Intel’s intellectual property rights.

Y, traducido:

Ha habido informes de que algunas compañías podrían intentar emular el ISA x86 exclusivo de Intel sin la autorización de Intel. La emulación no es una tecnología nueva, y Transmeta fue la última empresa en afirmar haber producido un procesador x86 compatible con técnicas de emulación (“code morphing”). Intel hizo cumplir las patentes relacionadas con las mejoras de conjunto de instrucciones SIMD contra la implementación x86 de Transmeta, aunque ésta utilizaba la emulación.

Sólo el tiempo dirá si los nuevos intentos de emular el ISA x86 de Intel cumplirán un destino diferente. Intel acoge con satisfacción la competencia legal y confiamos en que los microprocesadores de Intel, que han sido específicamente optimizados para implementar el ISA x86 de Intel durante casi cuatro décadas, ofrecerán experiencias asombrosas, coherencia entre aplicaciones y una amplia gama de ofertas para los consumidores. Para la empresa. Sin embargo, no damos la bienvenida a infracciones ilegales de nuestras patentes, y esperamos que otras compañías sigan respetando los derechos de propiedad intelectual de Intel.

Lo que el tiempo podría dirimir es si el departamento legal de Intel tiene suficientes recursos económicos para enfrentarse a tres compañías tan enormes como Qualcomm, Samsung y Nvidia. Especialmente las dos primeras que son auténticos gigantes que pueden hacerle sombra a Intel. Y una guerra de patentes es algo bastante costoso.

Lo que está claro es que, si esto acaba en una guerra de patentes, no se va a dirimir en 5 días. Pero si Intel perdiera, podríamos ver de repente muchos ordenadores realmente baratos con capacidad de mover todas las aplicaciones programadas para x86 de forma nativa. Y este hecho podría hacerle mucho daño a Intel.

Continúa leyendo
  • Lord Xamon
  • III-Ari-III

    Bueno intel en este momento es el dinosaurio.. y los dinosaurios se pueden extinguir..

  • Sheikiah

    Como si Intel no hubiera rentabilizado su monopolio ya. Según lo veo, podría haber una explosión en dispositivos informáticos más baratos (como principio) y probablemente más eficientes y capaces desde el punto de vista de proceso. Ya vieron como Intel se puso las pilas cuando salieron los procesadores RyZen de AMD? Da que pensar cuanto de este negocio mantiene el gigante dinosaurio de Intel bajo su control para no ser superada. Como consumidores, tenemos mucho que ganar si Intel pierde esta trifulca legal, casi tanto como lo que se ganó en los días en los que fue el IBM-PC el que perdió su silla de oro en la cima.