Streacom muestra en el Computex su nuevo prototipo de caja, la DB6

Escrito por Rodrigo Alonso

Streacom es un fabricante de cajas, famoso porque que trabaja casi exclusivamente en aluminio y con sistemas con refrigeración pasiva (fanless). En el Computex de éste año, el fabricante ha mostrado el prototipo de la que será su próxima caja estrella, la Streacom DB6, una caja con forma de cubo que destaca por la inclusión de paneles de cristal templado en el frontal y en la parte superior, permitiendo así ver el hardware interno del sistema.

Era raro que un fabricante como Streacom, que no se anda con “chiquitas” cuando se trata de calidad de materiales, todavía no se hubiera aventurado en incluir cristal templado en sus cajas, algo que ya están haciendo la gran mayoría de fabricantes. Pero más vale tarde que nunca, y aquí tenemos la DB6, una caja fabricada en aluminio y con paneles de cristal templado que, eso sí, aumentará su precio final de venta, aunque ya se sabe que quien algo quiere algo le cuesta, ¿no?

Así es la Streacom DB6

La caja tiene una estructura interna de tipo cubo, si bien la forma es casi de torre puesto que el fabricante ha integrado dos paneles laterales con la estructura típica de láminas de aluminio que colaboran en la refrigeración pasiva del sistema. Según Streacom, la caja es capaz de refrigerar procesadores de hasta 120 vatios de TDP y tarjetas gráficas de 120 vatios también, lo que significa que podríamos montar un sistema con, por ejemplo, un procesador AMD Ryzen 5 1600 (65 vatios de TDP) y una GTX 1080 Mini de Zotac (120 vatios de TDP) sin inconvenientes.

Para conseguir refrigerar éstos componentes, la caja cuenta como es habitual con un sistema de heatpipes de cobre que unirá el procesador a uno de los laterales, y otro sistema que hará lo propio con la GPU al lateral opuesto. Claro está que para realizar esto último tendremos que desmontar el disipador que traiga la gráfica de serie, aunque esto es lógicamente opcional (eso sí, si no lo hacemos no tendremos una caja completamente fanless).

Además de lo ya mencionado, la caja puede dar cabida a placas base de formato mATX y mini ITX, hasta seis discos duros de 3.5 pulgadas o bien hasta 12 (sí, doce) de 2,5 pulgadas, además de una fuente de alimentación de tamaño ATX estándar, y todo con unas dimensiones de 340 x 360 x 245 mm y, ojo al dato, 14,5 Kg de peso en vacío. Se espera que la nueva DB6 esté disponible hacia el último trimestre del año a un precio que rondará los 350 euros.

Las imágenes son cortesía de TPU.

Continúa leyendo