Cuando el aluminio se combina con cristal templado nace la PC-O12 WX

Escrito por Juan Diego de Usera

Lian Li Industrial Co. Ltd. acaba de lanzar su nueva caja PC-O12 WX en la que el fabricante ha combinado su tradicional amor por el aluminio con el uso del cristal templado, tanto en su frontal como en sus laterales. La caja se engloba en la categoría de semitorre compacta. Eso sí, siendo Lian Li y a la vista de los materiales que emplea, su precio no será barato.

Los paneles frontales y laterales de vidrio templado de la PC-O12 la convierten en un escaparate elegante y sofisticado para las últimas tecnologías informáticas de vanguardia. El vidrio templado es resistente, seguro y muy durable, proporcionando una apariencia “fresca desde el showroom” indefinidamente. El cuerpo exterior de aluminio negro y los paneles de la PC-O12 completan la imagen. Internamente, un marco de acero rígido proporciona una base de gama alta avanzada.

Una caja compacta pero con poco espacio para el disipador del procesador

A pesar de su formato de ahorro de espacio, este recinto torre media ofrece mucho espacio para el hardware más potente. El cable de 440mm de ancho de banda PCI Express 16x permite el montaje flexible de tarjetas gráficas verticales para mejorar la refrigeración y mostrar la última tecnología gráfica a través del panel lateral de vidrio templado. El espacioso interior de la caja se adapta a tarjetas gráficas de hasta 340 mm de longitud. La auténtica pena es que solo permite la instalación de disipadores de hasta 75 mm de altura.

Hay espacio interno para hasta ocho unidades de disco duro y SSD para terabytes de capacidad de almacenamiento rápido. Además, los dispositivos ultra rápidos y potentes de tipo externo USB 3.1 tipo C son compatibles, y hay un total de cuatro conectores USB externos como estándar.

Con hasta cinco ventiladores de gran formato, este chasis garantiza que los valiosos componentes del ordenador continúen funcionando en frío, prolongando la vida, mejorando el rendimiento y reduciendo el ruido. Hay espacio para tres ventiladores de 120mm en la parte superior de la caja, además de dos ventiladores de 140mm o 120mm en la parte delantera. Con tantas opciones de flujo de aire, los usuarios son capaces de reducir la velocidad de los ventiladores y reducir el ruido del sistema.

Si tenemos en cuenta que el precio de esta caja de Lian Li es de $399,99 y la prácticamente nula altura del disipador para el procesador, no puedo menos que preguntarme que en qué estaban pensando los diseñadores de la caja cuando la desarrollaban. Ningún disipador con menos de 70 mm de altura va a hacer un buen trabajo a la hora de refrigerar el procesador, mucho menos con un bajo nivel de sonoridad.

Continúa leyendo