Scythe añade soporte para el socket AM4 al Mugen 5 Rev. B

Escrito por Juan Diego de Usera

El fabricante nipón Scythe acaba de anunciar una revisión de su popular disipador Mugen llamada Mugen 5 Rev. B con la que el fabricante introducirá el soporte especial que requiere el socket AM4 para que uno de sus disipadores más representativos sea compatible con la nueva hornada de procesadores Ryzen de AMD, cosa que no era hasta el momento dado que el sistema de retención que emplea solo es compatible con todos los sockets anteriores de AMD.

Desde hace nada más y nada menos que 10 años, la gama Mugen de disipadores para procesadores del fabricante Scythe está en el mercado. Y la verdad es que este disipador marcó un auténtico antes y después para esta marca al conseguir aunar en un solo paquete un disipador con un rendimiento excelente pero que casi no hacía ruido cuando estaba en funcionamiento. Tal es así que el modelo original acumuló un montón de análisis positivos en Internet, análisis cuyos resultados puedo confirmar que son veraces dado que me he cansado de montar tanto la versión original como varias de sus posteriores iteraciones en un buen montón de equipos de alto rendimiento.

Una nueva versión que da soporte a Ryzen.

El nuevo Scythe Mugen 5 Rev. B lo único que hace es añadir los anclajes específicos para el socket AM4 de AMD, de los que carecía la actual versión de este disipador y que permitirá a los nuevos usuarios poder instalarlos en sus nuevos equipos. Aunque también es verdad que, si ya eres poseedor de uno de estos disipadores, puedes ponerte en contacto con Scythe Europa y pedir que te envíen estos anclajes sin tener que pagar absolutamente nada por ello, algo que ayudará a dilatar todavía más la vida útil  de este modelo, que parece que no hace más que mejorar con el paso del tiempo.

Hay que recordar que el Mugen 5 es un disipador de tipo torre cuya altura curiosamente no es elevada en exceso (incluyendo cuando tiene colocado el ventilador) dado que mide tan solo 155 mm de altura (frente a los habituales 160 mm de este tipo de disipadores). Emplea seis heatpipes de cobre para mover el calor desde la base de cobre hasta las láminas de aluminio que emplea como radiador, donde se instala el ventilador Kaze Flex de 120 mm con alimentación mediante PWM que cuenta con una velocidad máxima de 1.200 rpm, un caudal de aire máximo de 51.17 cfm y una sonoridad máxima de 24,9 dBA.

Continúa leyendo