El precio de los SSDs todavía subirá un 28% más hasta final de año

La compañía analista de mercado Trendfocus ha publicado un nuevo informe sobre la evolución del mercado de los dispositivos de estado sólido y otros medios de almacenamiento, determinando que el precio de los SSDs se ha visto incrementado en un 36% en el último año, y que la tendencia es que siga subiendo hasta un 28% (con respecto al estado actual) hasta final de año.

Esto es algo que ya hemos ido viendo (si soléis visitar tiendas online, la subida de los SSDs y la memoria RAM ha sido más que evidente en los últimos meses) y que viene a confirmar lo que ya vimos cuando se publicó el análisis de la evolución del precio de la memoria RAM: la alta demanda de chips de memoria por parte del sector móvil ha producido que haya menos stock y que como consecuencia los fabricantes hayan incrementado su precio, algo que repercute de manera directa en el precio final de los productos que pagamos los consumidores.

Trendfocus también advierte que los precios van a seguir subiendo durante lo que queda de éste año 2017, y comenzaremos ver ligeras reducciones de precio a principios de 2018. Éste hecho podría poner algunas trabas a la actual tendencia de incorporar SSDs en los sistemas OEM pre montados, así como en los últimos portátiles que han salido al mercado, perjudicando con ello las ventas globales de PC. Y, probablemente, la agresiva tendencia de cambio de los usuarios para sustituir sus viejos discos duros mecánicos por SSDs también se verá afectada en consonancia, si bien es cierto que los analistas dicen que no va a ser un impedimento para que los usuarios sigan quitando los discos duros mecánicos de sus equipos.

Por otra parte, Trandfocus también ha visto un incremento de precio entre las soluciones convencionales SATA y sus contrapartidas PCI-Express que están comenzando a inundar el mercado en los últimos meses, con el precio de los SSDs PCI-Express viéndose mucho más incrementado que el de los SATA. Hablamos de datos porcentuales, pues ya sabéis que los dispositivos de estado sólido PCIe son bastante más caros que los SATA de por sí.

En fin, si estabas pensando en comprar un nuevo SSD para tu equipo más vale que o bien lo hagas cuanto antes o bien esperes a que la tendencia cambie. Que prevean que hacia 2018 comiencen a bajar tampoco dice que vayan a situarse al precio que tenían hace un año, así que ojo con eso.

6 Comentarios