MSI anuncia su nueva tarjeta gráfica Geforce GTX 1080 Ti Sea Hawk

Escrito por Juan Diego de Usera
MSI

MSI acaba de anunciar su nueva tarjeta gráfica Geforce GTX 1080 Ti Sea Hawk que, como ya viene siendo habitual entre los componentes de esta gama de gráficas, utiliza una refrigeración híbrida parte refrigeración líquida AIO y parte disipador por aire, consiguiendo con ello mejores temperaturas de funcionamiento y, más que probablemente, un nivel de overclock todavía más alto de lo que se puede conseguir solo con la refrigeración por aire en estos modelos de gráficas.

El primer modelo de la serie Sea Hawk sale a la venta con el antiguo modelo Geforce GTX 980 Ti pero, desde entonces y dado el  buen recibimiento que ha tenido por parte de los usuarios, ha habido modelos de Sea Hawk tanto para las Geforce GTX 1070 como para las 1080. Incluso ha habido un par de estos modelos que en lugar de emplear un disipador híbrido, solo empleaban la parte del bloque de agua (eso sí, fabricado nada más y nada menos que por EK Water Blocks), con lo que para hacerla funcionar era necesario sí o sí conectarla a un circuito cerrado de refrigeración líquida (lo cual, en mi opinión, le quita bastante gracia a lo que ha pretendido transmitir la serie Sea Hawk desde el principio).

Como era de esperar, la MSI Geforce GTX 1080 TI Sea Hawk viene con overclock de fábrica, de manera que la velocidad base de su núcleo queda en 1.493 MHz mientras que el boost sube esta hasta los 1.607 MHz, desde unas frecuencias originales de 1.482 MHz en la base y de 1.582 MHz con el boost… Así que yo no veo un incremento de frecuencias realmente muy significativo. Si utilizamos la aplicación de MSI para overclock, ésta nos dará acceso al perfil OC Mode (el otro lo llaman Gaming Mode) que incrementa las frecuencias hasta los 1.506 MHz en la base, 1.620 MHz con el boost, que sigue sin representar un incremento de frecuencias para tirar cohetes. En ambos modos no se toca la frecuencia de la GRAM que se mantiene el 11.016 MHz. También se mantiene el hecho de que la gráfica requiere de un conector de alimentación extra de seis pines y de otro de ocho pines, con un consumo de 250 W de TDP y se recomienda para hacerla funcionar una fuente de al menos 600 W de potencia. En mi opinión, los únicos que realmente le sacarían partido a este modelo de MSI son los overclockers.

El fabricante no ha desvelado ni el momento del comienzo de la comercialización ni el precio que tendrán cunado las podamos comprar, pero estoy seguro que baratas no van a ser.

Continúa leyendo