Mushkin entra a lo grande en el mercado de periféricos con Carbon KB-001

Escrito por Juan Diego de Usera

El fabricante de memorias RAM y unidades de almacenamiento de tipo SSD y USB, Mushkin, se ha decidido a ampliar su catálogo adentrándose en aguas vírgenes para la marca como es el mercado de periféricos, y ha decidido hacerlo por la puerta grande presentando su nuevo teclado mecánico Carbon KB-001, un teclado que la marca no ha tenido problema en alabar su gran trabajo de fabricación en aluminio de categoría aeronáutica empleando mecanizado por control numérico.

El que piense que el mercado de periféricos no está saturado hoy en día, es que definitivamente vive en una cueva en medio del desierto del Kalahari. No me entendáis mal: me encanta que haya tanta oferta que permita acceder a este tipo de periféricos a todo tipo de bolsillos. Pero ver lo mismo repetido una y otra vez con diferentes nombres pero mismas funciones es algo que ya acaba cansando bastante. Puede que el mercado de teclados mecánicos no esté tan saturado como el de membrana, y está claro que la irrupción de los interruptores de marca Kailh ha permitido que los precios hayan bajado bastante en un mercado que hasta recientemente se hallaba monopolizado por los representantes de Cherry, todo lo cual ha permitido que usuarios que no hubieran podido acceder a este tipo de teclados hayan podido hacerlo pero… ¿es realmente adecuado por parte de Mushkin meterse en este tipo de mercado ahora mismo, sobre todo sin experiencia previa en el sector?

En cualquier caso, el nuevo teclado que piensa fabricar Mushkin parece ser uno más de todos los que se pueden encontrar en las tiendas. El marco soporte de las teclas está realizado, como he comentado al principio del artículo, en aluminio de aviación (que no es más que otra manera de llamar a un tipo específico de aleación que se puede encontrar en la fabricación de ciertos componentes de la industria aeronáutica), mecanizado empleando control numérico para su producción. Quitando el tema de los materiales utilizados para su fabricación, el teclado emplea interruptores  Kailh Brown, bloqueo de la tecla Windows, tecnología anti-ghosting e iluminación LED RGB para sus teclas, que debe de ser configurable de manera individual por las fotos que he podido ver. Del precio no se sabe nada por el momento, pero los rumores lo situarían cerca de los 70 €, lo cual en realidad me parecería muy buen precio para optar a un teclado mecánico como este nuevo Carbon KB-001.

Continúa leyendo