Sharkoon anuncia su disco duro portátil RapidCase 2.5 USB 3.1 Type C

Escrito por Juan Diego de Usera
Discos Duros
0

Sharkoon amplía su popular serie Rapid-Case con el modelo más rápido de todos, que gracias a su interfaz USB 3.1 ofrece una velocidad de transferencia de datos de hasta 10 Gigabits por segundo. La Sharkoon Rapid-Case 2.5″ USB 3.1 Tipo C es una carcasa externa que puede acomodar discos duros mecánicos SATA de 2,5″ o bien de estado sólido de 2,5″ con una altura máxima de 9,5 mm, haciéndola en el complemento ideal para cuando tenemos necesidad de viajar con nuestros datos y de poder acceder a ellos con sencillez y rapidez.

La popular serie de carcasas externas Rapid-Case ofrece una carcasa práctica y funcional que acomoda discos duros SATA de 2,5″ o SSDs y, con sólo unos sencillos pasos, se conecta fácilmente a un ordenador personal de sobremesa o un portátil a través de un puerto USB libre. La carcasa externa está especialmente bien equipada para el futuro gracias a su interfaz USB 3.1, que proporciona velocidades de transferencia de hasta 10 Gbit/s. Se conecta a través del cable incluido con el conector tipo C para que coincida con el correspondiente puerto de tipo C en un ordenador personal moderno y gracias a ella, estas unidades ven un incremento de hasta el 70% en las velocidades de lectura y de hasta el 40% en las operaciones de escritura o interfaces UASP compatibles.

La nueva Sharkoon Rapid-Case de 2,5″ USB 3.1 Tipo C atrae la atención gracias a su construcción realizada por completo empleando aluminio cepillado tanto en color negro como en color plata. Con su forma delgada y su diseño robusto, cabe en todos los bolsillos y su portabilidad es máxima gracias a su reducido peso de 83 g. Comodidad y alta funcionalidad – no importa si en casa, en la oficina o en la carretera. La instalación de las unidades de almacenamiento también es de lo más sencilla, de manera que hasta los usuarios que no tienen ningún tipo de experiencia en el uso de herramientas y construcción de sistemas DIY, no van a tener ninguna complicación para poder hacerlo con las nuevas Rapid-Case. Solo con desmontar los dos tornillos que sujetan la carcasa y conectar la unidad de almacenamiento a la placa de control, será más que suficiente para que la unidad comience a funcionar.

El fabricante no ha proporcionado los datos sobre cuándo comenzará la comercialización y del precio que tendrán estas unidades cuando salgan al mercado.

Continúa leyendo