NVIDIA Revival Kit: Gráfica, fuente de alimentación y SSD desde 399€

NVIDIA Revival Kit: Gráfica, fuente de alimentación y SSD desde 399€

Rodrigo Alonso

Son muchos los usuarios que en su día compraron un equipo OEM y que luego se arrepintieron, pues trataron de actualizar su tarjeta gráfica y se dieron cuenta de que su fuente era una genérica de 300W sin ni siquiera conectores PCI-Express. Para éstos usuarios, y para tantos otros que no quieren comerse la cabeza, NVIDIA está preparando el lanzamiento del Revival Kit, consistente en una tarjeta gráfica, un SSD, y una fuente de alimentación acorde a la primera para «revivir» ordenadores relativamente antiguos.

El NVIDIA Revival Kit tiene, lógicamente, algunos requisitos. Son básicos, como que la caja de tu equipo soporte fuentes de alimentación de formato ATX estándar y lógicamente tarjetas gráficas de doble slot y de cierta longitud. Así mismo, la placa base debe tener al menos un puerto SATA 3 disponible y un zócalo PCI-Express x16 para que el Revival Kit funcione de manera óptima. Cuidado porque aunque parezca algo muy básico, no todos los ordenadores OEM cumplen con estos requisitos.

El kit estará disponible en principio en Europa nada más (curioso que no sea USA) y consta de una MSI GeForce GTX 1060 3GT OC, una gráfica con Overclock de fábrica y un disipador personalizado de doble ventilador, un SSD Corsair Force LE de 240 GB y una fuente de alimentación semi modular Corsair CX450M de 450 vatios, de sobra para alimentar la gráfica. También se incluye de regalo una camiseta de NVIDIA y una copia digital de Gears of War 4.

Si nos paramos a pensar, individualmente ésto tendría el siguiente coste: Unos 229 euros por la gráfica, unos 51 euros por la fuente de alimentación, unos 83 euros por el SSD y 45 euros por el juego: en total 408 euros. NVIDIA venderá el Revival Kit por 399 euros, así que el ahorro no es significativo y más teniendo en cuenta que el juego generalmente lo tienes gratis al comprar una gráfica de la marca. Eso sí, le facilitará las cosas a los usuarios indecisos.