Corsair celebra los 10 millones de fuentes vendidas con una edición especial

Escrito por Juan Diego de Usera

Corsair, uno de los grandes líderes del mercado DIY en la fabricación de componentes de gama alta para los usuarios que no se quieren conformar con tener lo mismo que el resto, acaba de cumplir 10 años vendiendo fuentes de alimentación y, en ese tiempo, han conseguido vender la nada despreciable cifra de 10 millones de fuentes, lo que ha cimentado a esta marca como uno de los puntos de referencia dentro de dicho mercado. Y para celebrarlo, han decidido sacar una edición especial de su modelo RM1000i decorada completamente en color blanco y cables modulares recubiertos de manera individual, que harán las delicias de los aficionados al modding.

Puede que Corsair no diseñe las fuentes que vende, pero está claro que tiene muy buen ojo a la hora de elegir no solo los fabricantes que las realizarán si no qué topología será la que empleen. De hecho, los ensambladores que suelen trabajar con esta marca suelen ser Channel Well (principalmente) y SeaSonic, dos ensambladores de los más reputados por los modelos que diseñan, aunque personalmente me gustaría que algún día llegaran a trabajar también con Super Flower (que es el OEM de las fuentes SuperNOVA de EVGA). Este acierto en los ensambladores junto con las garantías extendidas que proporcionan en la mayoría de productos (los modelos de gamas más altas suelen tener hasta 7 años de garantía), han hecho de Corsair un nombre de referencia en este mercado.

La Edición Especial que este fabricante va a lanzar al mercado pertenece, como he dicho antes, a su modelo RM1000i, el cual se ha decorado con pintura blanca por todo su exterior pero, sobre todo, se le ha dotado de un conjunto de cables completamente modulares que van recubiertos de una funda de manera individual, evitando con ello que los aficionados al modding tengan que recurrir al empleo de cables de extensión con esta característica, los cuales al final siempre son complicados de manejar y de esconder. Sumado a ésto, Corsair ha decidido suministrar una garantía de 10 años para este modelo en particular, con lo que sus poseedores podrán tener fuente de alimentación por muchos años.

A parte la nueva Corsair RM1000i Special Edition, este fabricante también ha anunciado una tirada de cables de extensión realizados de la misma manera que los que montará esta fuente pero en diferentes colores y para las gamas RMi, RMx y SF, realizados en las combinaciones de colores rojo, negro, blanco, azul, rojo/negro, azul/negro o blanco/negro.

Continúa leyendo