Seismic también tiene un portátil tope de gama de 5.000 euros

Escrito por Rodrigo Alonso
Portátiles
0

La marca española Seismic ha anunciado el lanzamiento de su nuevo ordenador portátil tope de gama, el P870DM3-G, un equipo que presume de tener el rendimiento de un sistema Gaming de sobremesa en el tamaño de un ordenador portátil, y es que no en vano equipa un procesador y dos gráficas de sobremesa. Ahora bien, esto tiene un coste, y en éste caso el modelo tope de gama que podremos configurar supera los 5.000 euros.

Para empezar, el P870DM3-G de Seismic equipa un procesador Intel Core i7-6700K (Skylake) de sobremesa, con la particularidad de que si queremos podemos comprar el portátil sin procesador e instalar nosotros mismos el que queramos (socket Intel LGA1151, claro). En la configuración más básica, lo ofrecen con un Core i5-6600. Éste procesador va acompañado de hasta 64 GB de memoria RAM DDR4 de hasta 2800 Mhz, hasta dos SSDs de interfaz SATA 3, dos adicionales con formato M.2 e interfaz PCI-Express (compatible con NVMe), y ojo al dato, dos tarjetas gráficas NVIDIA GeForce GTX 1080 de 8 GB de memoria gráfica GDDR5X cada una.

Seismic 2

Con éste hardware, el equipo moverá sin problemas cualquier juego actual en su pantalla de 17,3 pulgadas de resolución Ultra HD (3840 x 2160 píxeles), una pantalla que además cuenta con tecnología G-Sync de NVIDIA para asegurar una experiencia de juego fluida y sin los odiosos efectos de stuttering y tearing. El equipo, además, incorpora dos salidas de vídeo mini DisplayPort y un HDMI 2.0 para poder conectar tres pantallas adicionales si se quiere.

¿Qué más puede tener un equipo de 5.000 euros? Pues lo mejor de lo mejor, como un sistema de sonido firmado por Creative (Sound Blaster X-FI MB5 con salida de audio amplificada con el chip DAC Sabre HiFi), conectividad Killer DoubleShot (LAN gigabit y WiFi 802.11ac), cinco puertos USB 3.0, dos USB 3.1 Type-C reversibles, lector de tarjetas 6 en 1, y por supuesto teclado retroiluminado. Una joya, vamos.

Seismic 3

Ahora vamos a hablar del precio. En una configuración sin nada (habría que añadirle procesador, RAM y discos) el equipo cuesta 4.285 euros, mientras que la configuración tope de gama (6700K, 64 GB de RAM, dos discos Crucial BX200 de 960 GB y dos Samsung 950 Pro de 512 GB) se nos iría a 6.580 euros. Una configuración más “normal”, con un Core i7-6700K, 16 GB de RAM DDR4 a 2133 Mhz y un solo SSD Samsung 950 Pro de 256 GB costaría 5.003 euros. Podéis jugar vosotros mismos con las posibles configuraciones en la web del fabricante.

Continúa leyendo