[TUTORIAL] Cómo reparar un disco duro con sectores defectuosos

Quien más y quien menos, todos los que llevamos años utilizando ordenadores nos hemos visto en la tesitura de tener que lidiar con un disco duro con sectores defectuosos. En este pequeño tutorial os vamos a contar qué es un sector defectuoso, cómo identificarlo y qué hacer para repararlo o, al menos, mitigar los daños.

IMPORTANTE: Antes de empezar a entrar en materia hemos de advertiros de que en ningún caso HardZone ni el autor de éste artículo podrán ni se harán responsables de cualquier daño causado en vuestro sistema por la utilización de éste método. Por lo tanto, usad las herramientas aquí descritas exclusivamente bajo vuestra única responsabilidad.

¿Qué son los sectores defectuosos?

Antes de nada hay que explicar que de manera interna y totalmente ajena a los usuarios, los discos duros agrupan cierto número de bits de información en sectores para poder gestionarlos mejor. Éstos sectores es en los que el sistema guarda nuestros datos.

Estructura Disco

Cuando se intenta leer o escribir en uno de estos sectores y por el motivo que sea no se puede es cuando se dice que el sector está defectuoso. Ahora bien, que un sector sea defectuoso puede tener o no solución dependiendo de qué tipo de problema presente, ya que puede ser un fallo físico (se ha caído el disco al suelo y el cabezal ha dañado la superficie de un plato, o se produce lo que se llama «head crash», por ejemplo) o un fallo lógico (el sector está inaccesible porque ha perdido el índice, por ejemplo). El primer caso no tiene solución aunque sí mitigación (se puede aislar ese sector para descartarlo totalmente), pero el segundo caso tiene una solución bastante sencilla y que por supuesto os vamos a contar.

Head Crash en un disco duro

Head Crash en un disco duro

Cómo saber si el disco duro tiene sectores defectuosos

Opción 1:

En el caso de sistema operativo Windows, existe una herramienta (en todas sus versiones, incluyendo las de servidor) llamada CHKDSK (Check Disk) que se puede ejecutar desde una ventana de símbolo del sistema (CMD) para comprobar el estado del disco. Ahora bien, hay que tener dos cosas en consideración con respecto a CHKDSK:

  • Hay que ejecutarlo con un usuario administrador.
  • El disco duro no puede estar montado (es decir, no puede ser el disco de sistema y hay que ponerlo fuera de línea para reparar el sistema de archivos. De lo contrario, solo nos mostrará si hay errores pero no los reparará). Como podéis ver en la imagen que pondremos a continuación, el propio programa nos dirá si queremos poner fuera de línea el disco (en el caso de que se pueda, ya que si es el de sistema no se podrá hacer).

El comando a ejecutar es: chkdsk X: /F (donde X es la letra de la unidad a analizar). El proceso consta de tres fases y el tiempo que tarda depende, claro, de la capacidad y la velocidad del disco.

CHKDSK

En todos los casos, si encuentra errores y los puede reparar el sistema se encargará de hacerlo automáticamente. El tipo de error que chkdsk es capaz de reparar es tanto el error lógico como el físico, aunque en éste último caso no repara sino que se encarga de descartar y aislar los sectores defectuosos, reduciendo con ello la capacidad del disco duro en función del número de ellos.

Opción 2:

También bajo Windows y en sus últimas versiones (si no me falla la memoria, desde Windows 7) la herramienta chkdsk tiene una interfaz “relativamente” gráfica. Simplemente accediendo a las propiedades de la unidad desde el explorador de archivos y accediendo a la comprobación de disco desde la pestaña herramientas podemos realizar un proceso equivalente al que os hemos explicado.

También podemos descargar otras aplicaciones, como EaseUS Partition Master, para analizar e intentar reparar nuestro disco duro.

Cómo arreglar los sectores defectuosos del disco duro

Si chkdsk no ha sido capaz de arreglar todos los sectores defectuosos del disco duro… tienes un problema. Pero nada hay bajo el sol que no tenga solución, al menos en parte. El otro día publicamos un tutorial para realizar un formateo a bajo nivel del disco duro que viene a colación de esto, y es que un formateo a bajo nivel hace mucho más que destruir toda la información del disco duro.

En otras palabras, con un formateo a bajo nivel reseteamos todos los bits del disco duro, incluyendo la asignación de sectores. De ésta manera, si hay sectores defectuosos lógicos volverán a asignarse cuando formateemos el disco duro de manera normal, tras un formateo a bajo nivel. Si los sectores defectuosos son por hardware, serán omitidos el la asignación tras un formateo a bajo nivel, así que a todas todas podremos continuar utilizando el disco duro perfectamente.

Eso sí, un formateo a bajo nivel implica la pérdida total de los datos que contenga el disco, así que aseguraos de hacer una copia de seguridad previa y de utilizarlo solo como último recurso.

Nota: Éste tutorial y todo su contenido pertenecen a HardZone.es. Está prohibido copiar o citar su contenido total o parcial sin mencionar la fuente original (este artículo).