Las nuevas mini fuentes de alimentación de SilverStone

Escrito por Juan Diego de Usera

SilverStone lanza al mercado tres nuevos modelos pertenecientes a su exitosa serie Strider con certificación Platinum, los ST55F-PT, ST65F-PT y ST75F-PT. Estos diseños cuentan con la característica de ser de dimensiones bastante más reducidas de fuentes de potencia similares de otros fabricantes, totalmente modulares con cables planos y diseño semi fanless cuando están en funcionamiento y la carga del sistema que alimentan es baja.

A medida que los ordenadores van avanzando hacia diseños más pequeños y compactos, en los que prima la eficiencia, los usuarios no están dispuestos a renunciar a las altas prestaciones en su interior. Para ellos, SilverStone saca al mercado tres nuevas fuentes de su gama Strider (que es su gama más económica) pero que cuentan con la característica principal de ser de reducido tamaño, midiendo tan solo 140 mm, lo cual siempre facilitirá considerablemente su integración en cualquier caja de ordenador que queramos y siga el estándar ATX para ello.

A parte, las nuevas fuentes se caracterizan por ser totalmente modulares, empleando cables planos para los conectores de alimentacion. Esto siempre ayudará mucho a tener un interior más despejado por el que circule mucho mejor el aire, facilitando con ello de manera considerable la refrigeración interna de los componentes de nuestro sistema. Y siguiendo con el tema de la refrigeración, las fuentes cuentan con un diseño de ésta tipo semi fanless, por el que el ventilador de la fuente no empezará a girar si la carga a la que estamos sometiendo al sistema no es especialmente alta, es decir, no es superior al 20% de carga.

Como todos diseños modernos de fuentes de topología digital, la fuente cuenta con un único canal +12 V que es capaz de suministrar casi toda la potencia de la que dispone. Este y el resto de canales de las fuentes, gracias a los correctores internos en la entrega de potencia, cuentan con una tolerancia máxima de voltaje a suministrar dentro del +-3 % (recordemos que el estándar ATX exige como máximo un +-5 % de desviación en los voltajes que se suminitran).

A parte, la certificación 80+ Platinum se ha conseguido haciendo funcionar a las fuentes en ambientes de 40 ºC, bastante más realistas que los 25 ºC que exige el estándar ATX y suelen ceñirse la mayoría de fabricantes.

Como nota personal, nunca me cansaré de repetir que huyáis de las fuentes baratas con tropecientos vatios. Esas fuentes no son más que un problema esperando suceder y que, por desgracia, el día que sucede se suele llevar por delante algún componente de tu sistema… por regla general, uno de los caros. Lo dicho, huid de las fuentes genéricas.

Continúa leyendo