Nacon Gaming GM-300, análisis completo

Escrito por Rodrigo Alonso
Periféricos
0

Hace pocas semanas os mostrábamos nuestro análisis del ratón estrella de Nacon Gaming, el GM-400L, y hoy le llega el turno al producto estrella de la marca por su excelente relación prestaciones / precio, el ratón óptico GM-300 que según nos ha informado el propio fabricante es el producto más vendido. Con la misma filosofía de “Las herramientas para hacer el trabajo, ni más ni menos”, este ratón busca proporcionar a los usuarios una herramienta fiable y precisa para todo tipo de juegos.

Muchas veces los Gamers no buscan en sus periféricos complicadas obras de ingeniería con funciones que luego nunca utilizan, la mayoría de ellos (sobre todo los profesionales) lo que quieren es una herramienta que les permita despreocuparse de las funciones de su periférico para poder concentrarse única y exclusivamente en el juego. Así es el Nacon Gaming GM-300, un ratón con un preciso sensor óptico que proporciona justo lo que se necesita, si bien es cierto que también integra algunas opciones avanzadas que siempre vienen bien, tales como el cambio de sensibilidad “al vuelo” o un botón exclusivo para triple clic (aunque es configurable), dos opciones que vienen especialmente bien para juegos tipo FPS (First person shooter).

En nuestro análisis vamos a mostraros en profundidad cómo es este ratón Nacon Gaming GM-300, pero por supuesto también os vamos a contar qué tal funciona de primera mano de manera que si decidís comprar el ratón tras leer nuestro análisis, podáis estar seguros de cómo os va a responder en vuestro propio PC.

Nacon Gaming GM300 -023

Para empezar hemos de reseñar que el sensor óptico no es “de marca” como el del GM-400L (fabricado por Avago), así que no tenemos ninguna información sobre el mismo. Sí que os podemos decir que la sensibilidad del sensor es configurable en cuatro “saltos” que se pueden cambiar “al vuelo” en todo momento gracias a los dos botones de cambio de sensibilidad integrados en el ratón. Gracias a su software podremos configurar sensibilidades predefinidas de 250, 500, 750, 1000, 1250, 1500, 2000 y 2500 DPI, un abanico bastante amplio y con diferencias no demasiado elevadas, por lo que a priori este Nacon GM-300 debería poder adaptarse en términos de sensibilidad a cualquier tipo de jugador y estilo de juego, siempre claro está con la limitación de que lo más que da su sensor óptico son 2500 DPI.

Por otro lado, también hay que destacar que los 8 botones con los que cuenta (clic derecho, central, izquierdo, dos laterales, triple clic y dos de cambio de sensibilidad) son totalmente configurables, pudiendo asignar a cada uno de ellos la función que nosotros queramos.

No os perdáis nuestro análisis completo del Nacon Gaming GM-300.

Continúa leyendo