Las Radeon R9 300 funcionan con las R9 200 en CrossFireX

Las Radeon R9 300 funcionan con las R9 200 en CrossFireX

Rodrigo Alonso

Ya sabéis que la mayoría de tarjetas gráficas de la nueva generación de AMD son “rebrandings”, es decir, GPUs de la pasada generación ligeramente modificadas, y con otro nombre. La ventaja de esto es que, según se ha podido comprobar, es posible realizar configuraciones CrossFireX de gráficas AMD Radeon R9 de la serie 300 junto con gráficas de la serie R9 200.

Generalmente, y al contrario de lo que sucede con gráficas NVIDIA (con las que la GPU debe ser exactamente la misma), siempre se ha podido realizar configuraciones CrossFireX de gráficas AMD ligeramente diferentes, siempre y cuando tengan como base la misma GPU (aunque cuando se hace esto sucede como cuando se mezclan memorias RAM de diferentes velocidades: el conjunto funcionará a la velocidad de la más lenta).

Cuando AMD lanzó la serie Radeon R9 300, los drivers necesarios para su óptimo funcionamiento eran distintos a los de la generación pasada, pero ahora que AMD ha unificado la compatibilidad de drivers gracias al lanzamiento de los Catalyst 15.7 WHQL se hace posible el utilizar en configuraciones CrossFireX una Radeon R9 300 con una R9 200.

Lee nuestro artículo sobre los drivers Catalyst 15.7 WHQL.

En la siguiente captura de GPU-Z podéis ver la prueba de ello (vía VideoCardZ).

R9 290 390 CF

Claro está que no todas las gráficas son compatibles con todas, pero el abanico de posibilidades es bastante amplio, de manera que incluso se podrían utilizar configuraciones 4-way CrossFireX de cuatro gráficas AMD Radeon totalmente diferentes unas de otras.

A falta de que AMD actualice su tabla de compatibilidad CrossFireX, algunos ejemplos de las gráficas que podríais combinar son los siguientes:

  • Radeon R9 390 y R9 390X.
  • Radeon R9 290 y R9 290X.
  • Radeon R9 290X y R9 390X.
  • Radeon R9 380 y R9 285.

Además merece la pena recordar que desde la pasada generación ya no es necesario utilizar puentes CrossFire físicos para hacer que dos gráficas de AMD trabajen en conjunto gracias a la tecnología XDMA CrossFire de la marca.

Como decíamos antes, desde hace bastante tiempo se podían utilizar configuraciones CrossFireX de gráficas AMD Radeon de diferentes generaciones; por ejemplo, es posible utilizar una Radeon R9 280 Series junto con una Radeon HD 7900 Series, o una Radeon R9 270 Series junto con una Radeon HD 7800 Series. La flexibilidad es bastante grande.