El nuevo MacBook de Apple, el más criticado de todos

El nuevo MacBook de Apple, el más criticado de todos

Rodrigo Alonso

A mediados del mes pasado Apple presentó oficialmente su nuevo MacBook, el portátil más delgado de la historia de la compañía. Desde entonces, el equipo ha sido ampliamente criticado y no solo por los usuarios, sino también por los expertos puesto que el eliminar los puertos USB no es el único «problema» del equipo, sino que por otra parte su rendimiento se coloca a la par que los MacBook Air de hace cuatro años.

Según Apple, que hayan eliminado los puertos USB del nuevo MacBook y que su rendimiento se haya visto reducido son sacrificios que han tenido que hacer para poder tener el portátil más delgado de su historia (recordemos que solo pesa 900 gramos y es un 22% más delgado que el modelo anterior, 13.1 mm frente a 17.3mm). Esto le puede gustar mucho a los sibaritas o a los que les gusta presumir de la estética de sus equipos, pero funcionalmente el nuevo MacBook ha perdido muchos puntos. Para empezar, el eliminar los puertos USB convencionales para poner un único USB Type-C que además es el puerto de carga le quita mucha funcionalidad al equipo, pues si estamos recargando la batería no podemos utilizar un ratón, por ejemplo, y viceversa (claro que Apple vende un adaptador para tener puertos USB por la módica cantidad de 80 euros).

Nuevo Macbook

El nuevo MacBook tiene el mismo rendimiento que el MacBook Air de 2011

Tal y como reza el título. Los primeros tests realizados en GeekBench con los nuevos MacBook de Apple arrojan resultados comparables con los MacBook Air de hace cuatro años: 1924 y 2044 puntos en pruebas con un solo core y 4038 y 4475 puntos en pruebas multi core. Los modelos actuales de MacBook Air obtienen en esta misma prueba una puntuación de 2881 puntos en un solo core y 5757 puntos en multi core, para que os hagáis una idea.

Estamos pues ante una situación que ya hemos vivido. Cuando Apple lanzó hace años el primer MacBook Air teníamos un equipo muy delgado y muy ligero para su época, pero mucho menos potente que otros modelos y mucho más caro. Es justo lo que ocurre ahora, solo que además nos dejan sin puertos USB.

No es de extrañar teniendo en cuenta estos datos que Apple haya sido ampliamente criticado por este nuevo modelo de MacBook. Solo por tener una autonomía de batería un poco mayor y que sea un poco más delgado (como si los 17.3 mm del anterior pudieran considerarse «gruesos») han sacrificado la elevada funcionalidad que otorgan los puertos USB, y una gran porción de rendimiento, justo al revés de lo que deberíamos considerar como una nueva generación de equipos…. la tendencia es tener mayor funcionalidad y más rendimiento, excepto si eres Apple.