Y la caja negra de Nokia contenía… ¡Una tablet!

Ayer os contábamos que Nokia había hecho un misterioso anuncio en su cuenta de Twitter, contándonos que hoy tenía algo entre manos para presentarnos. Dentro de la caja negra que pudimos ver ayer no había un set-top box o un Android TV, sino una tablet. De nombre Nokia N1 y potenciada por el sistema operativo Android 5.0 Lolipop, los finlandeses vuelven al mercado de consumo después de haber abandonado definitivamente su división de smartphones.

La nueva Nokia N1 tiene una pantalla de 7.9 pulgadas, igual que el iPad Mini de Apple, con una resolución de 2048 x 1536 píxeles, protegida por un cristal con tecnología Gorilla Glass 3. Nokia ha logrado hacer de esta N1 una de las tablets más finas del mercado, con solo 6.9 milímetros, y su diseño en aluminio destaca por no dejar aperturas por las que pueda acumularse suciedad (excepto los puertos de entrada y salida y los altavoces, lógicamente). Sus dimensiones completas son 138.6 x 200.7 x 6.9 mm y pesa solo 318 gramos.

Nokia N1

Otro de los aspectos destacados de esta Nokia N1 es que se trata de la primera con conector USB Type C reversible del que ya os hemos hablado con anterioridad. En su interior, Nokia ha hecho un especial esfuerzo por equipar hardware de alta gama a pesar del grosor del dispositivo, ya que integra un procesador de 64 bits Intel Atom Z3580 de cuatro núcleos que funcionan a 2.3 Ghz, acompañado de 2 GB de memoria RAM DDR3 y 32 GB de almacenamiento interno. Por otro lado, integra una cámara de 8 Mpx en la parte trasera y de 5 Mpx en la delantera, batería de 5.300 mAh, WiFi y Bluetooth 4.0.

Nokia N1

En primera instancia nos llegará en dos colores: «Natural Aluminium» o «Lava Gray», ambos de color gris pero uno más claro que el otro. Lo mejor de todo es el precio: 249 dólares (seguramente hagan la odiosa conversión de 1 dólar = 1 euro, pero sigue siendo bastante barata para lo que ofrece), aunque eso sí, todavía se desconoce la fecha de lanzamiento.