Los SSDs PCIe de formato M.2 Samsung XP941 alcanzan los 1059 Mb/s

Parece ser que definitivamente los SSDs con formato M.2 e interfaz PCI-Express son la solución perfecta para terminar con los cuellos de botella que produce la actual interfaz SATA 3 en los SSDs. Prueba de ello son unas imágenes publicadas por el medio japonés Akiba PC, donde podemos ver concretamente un Samsung XP941 de estas características alcanzar los 1059 Mb/s de lectura y 903 Mb/s de escritura en CrystalDisk Mark.

Una de las mejores características de los SSDs con formato M.2 es que hacen uso de la interfaz PCI-Express 2.0 x4, lo que definitivamente termina con las limitaciones que teníamos hasta ahora con la interfaz SATA 3. A falta de tener más datos de rendimiento de la interfaz SATA Express de próxima generación, parece que esto es la panacea para que los SSDs puedan exprimir todo su potencial de rendimiento. Mirad la siguiente captura de pantalla, la cual muestra el rendimiento en el famoso benchmark CrystalDisk Mark con un SSD Samsung XP941 de manera individual. Podemos imaginar qué datos de rendimiento tendríamos con dos de estos en configuración RAID 0, aunque lamentablemente todavía no han desarrollado controladoras para esto.

SSD Samsung XP941

El XP941 de Samsung logra una marca de 122.000 IOPS en lectura 4K aleatoria, y de 72.000 IOPS en escritura 4K aleatoria, unos datos de rendimiento impresionantes. Pero ahora viene la parte mala, y es que de momento solo las placas base de la serie Z97 de Intel (Chipset serie 9) permiten utilizar el slot PCI-Express 2.0 x4 para instalar un SSD M.2 y alcanzar estos valores. En el resto de placas seguiremos estando limitados a 800 Mb/s.

Fuente: Akiba PC.