Wii U, PS4 y Xbox One, ¿La última generación de videoconsolas?

La nueva generación de videoconsolas ha llegado, y desde Gizmología se hacen la pregunta de si será esta la última generación que conozcamos, al menos con el concepto de videoconsola que tenemos en la actualidad. La falta de innovación, pobres mejoras de jugabilidad y gráficos, la amenaza externa de la industria y el nuevo concepto de consola que propone Valve con SteamBox son los motivos principales que les hacen lanzar esa pregunta al aire.

Pocas innovaciones.

Nintendo dio el pistoletazo de salida a la nueva generación de videoconsolas con Wii U, y más tarde le siguieron Sony y Microsoft con PS4 y Xbox One respectivamente. Microsoft recibió muy poca aceptación del público por sus DRM, y se vio obligada a modificar gran parte de lo que había pensado en primera instancia para esta nueva generación. La PS4 por su parte ganó más atención, aunque gran parte de ésta fue al compararla con las políticas de Xbox One que por innovación propia. Y es precisamente este punto el que más critican en Gizmología: la escasa innovación que han supuesto estas tres nuevas consolas. Y es que mientras que en la anterior generación de consolas (PS3, Xbox 360) todo parecía nuevo (el juego online, gráficos Full HD, la jugabilidad de la Wii…) en esta ocasión no se han presentado novedades significativas en ninguno de los ámbitos, y tanto Sony como Nintendo y Microsoft han optado por una política más bien conservadora en este ámbito.

Esto no quiere decir que no haya habido avances. La integración online y la capacidad de compartir con nuestros amigos o con cualquiera los retos que superamos en las consolas son una novedad, aunque solo en consola, dado que esto es algo que vivimos en el día a día con smartphones, tablets y PCs. Sin embargo, el salto de calidad gráfica no ha sido tan importante como en anteriores generaciones. Seguimos con resolución Full HD, y aunque los gráficos han mejorado un poco, no es algo significativo. De hecho, Gizmología destaca que la jugabilidad es exactamente la misma en las videoconsolas next-gen que en los modelos anteriores.

ultima-generacion-consolasLa amenaza externa de la industria

A día de hoy, hay tantísima competencia externa con smartphones, tablets, centros multimedia, smart TV, etc. que cada día están más presentes y son más potentes que la nueva generación de consolas podría pasar a un segundo plano muy poco después de su lanzamiento. En Gizmología destacan que tanto Android como iOS son una seria amenaza para el reinado de las videoconsolas como centros de entretenimiento, ya que el ecosistema de ambos sistemas operativos ha evolucionado tanto en los últimos tiempos que es raro conocer a alguna persona que no disponga de algún dispositivo inteligente a día de hoy.

Su mayor enemigo: SteamBox.

La videoconsola que Valve lanzará próximamente podría ser el peor enemigo de las videoconsolas next-gen, dado que contará con toda la potencia de un PC de escritorio y la versatilidad de éste. Al contrario que las consolas de Sony, Microsoft y Nintendo, SteamBox no será un sistema cerrado, se podrá modificar al gusto y ampliar cuando su potencia comience a quedarse corta, una característica fundamental de la que carecen todas las videoconsolas, dado que son sistemas cerrados y no ampliables (qué tiempos aquellos en los que sí lo eran, o al menos en parte, como por ejemplo la Sega MegaDrive y su MegaCD).

El caso es que SteamBox pone sin duda en problemas a la hegemonía de las videoconsolas next-gen del panorama actual.

23 Comentarios