¿Tu PS4 hace demasiado ruido? Te enseñamos a limpiarla por dentro

¿Tu PS4 hace demasiado ruido? Te enseñamos a limpiarla por dentro

Rodrigo Alonso

Las consolas, igual que los PC, tienen ventiladores de refrigeración activa que terminan metiendo polvo dentro del dispositivos. Con el tiempo, este polvo se convierte en hollín que bloquea las rejillas de ventilación, hace que la consola se caliente y que sus ventiladores hagan demasiado ruido. Si es tu caso y tienes una PS4 o PS4 Pro y la quieres limpiar, en este artículo te vamos a enseñar cómo limpiarla por dentro de manera segura para que deje de hacer tanto ruido y, a la vez, prolongues su vida útil.

Debes tener en cuenta que este proceso conlleva abrir la consola para acceder a su interior, hecho que anula automáticamente su garantía. Por este motivo te recomendamos que no lo hagas salvo que la consola no tenga ya garantía, y en todo caso que lo hagas bajo tu responsabilidad porque siempre existe la posibilidad de que algo salga mal y provoques una avería en la consola.

Dicho esto, también hay que denotar que el proceso es realmente muy sencillo y no te llevará mas que unos minutos completarlo. Vamos allá.

Materiales necesarios

Aunque como hemos dicho el proceso es sencillo y puede completarse en tan solo unos minutos, necesitarás algunas herramientas específicas ya que harán falta para poder acceder al interior de la consola. Esto es lo que necesitarás:

  • Destornillador Torx TR9 con security bit (es como el formato Torx normal, pero tiene un pequeño agujero en el centro y por eso es TR9 y no T9).
  • Destornillador Philips estándar (el típico destornillador «de estrella».
  • Un cutter, cuchillo u otra herramienta afilada. Esto es simplemente para despegar las pegatinas.
  • Es recomendable un bote de aire comprimido para facilitar la tarea.
  • Bastoncillos para los oídos (ayudarán a llegar a rincones poco accesibles).

Cómo limpiar la PS4 o PS4 Pro por dentro

El primer paso es lógicamente apagar la consola y desconectar todos los cables, y también es recomendable que saques cualquier DVD que tengas dentro. Acto seguido, pon la consola sobre una superficie lisa (una mesa) y accede a la parte trasera. Dependiendo del modelo de consola (ya que además de la normal y la Pro, ha habido varias variantes a lo largo del tiempo) verás que hay entre una y tres pegatinas en la parte superior de la parte trasera de la consola. Debes retirar estas pegatinas con cuidado, ayudándote del cutter.

Ten en cuenta que algunas de estas pegatinas están diseñadas para romperse a propósito cuando tratas de quitarlas. Es la manera que SONY  tiene de saber si la has abierto y con ello anulado la garantía.

Pegatinas PS4

Ahora, ayudándote del destornillador TR9 retira los tornillos y ya podrás retirar la cubierta superior de la consola. La forma segura de hacerla es, con la parte trasera de la consola mirando hacia ti, que comiences a levantar la cubierta por la esquina inferior izquierda, suavemente, y vayas «recorriendo» todo el lateral hasta que salga.

Quitar cubierta para limpiar PS3

Tras hacer esto ya puedes acceder al ventilador principal de la consola, y podrás limpiarlo ayudándote del bote de aire comprimido y de los bastoncillos para los oídos. No obstante, es recomendable que ya que estás limpiándola por dentro lo hagas bien, así que el siguiente paso es desmontar la fuente de alimentación. Para ello, debes retirar tres tornillos Torx TR9 y dos Philips (de nuevo, esto puede ser un poco distinto dependiendo del modelo que tengas).

Abrir PS4 para limpiar

Una vez retirados estos tornillos deberías ser capaz de sacar la fuente de alimentación hacia un lado. Para ello, con la consola orientada como la teníamos antes, simplemente levanta desde el lateral derecho y verás como puedes girarla fácilmente hacia el lado contrario. No hace falta ni tan si quiera desconectar cables.

Desmontar fuente PS4

Verás que no solo la fuente estará llena de polvo (que tendrás que limpiar), sino que al haberla retirado ahora tienes acceso al disipador de la PS4. Es el momento de darle al aire comprimido y a los bastoncillos de los oídos para eliminar todo el polvo posible de la consola. Puede que necesites ayudarte de un trapo de micro fibra (que esté totalmente seco) para poder eliminar todo el polvo que esté depositado en los componentes. De hecho, te recomendamos «tapar» el disipador con el trapo antes de aplicar aire comprimido en el ventilador para no ponerlo todo perdido.

Limpiar PS4 por dentro

Una vez que estés satisfecho con la limpieza interior de la consola, simplemente sigue el proceso a la inversa para volver a montarlo todo.

Consejos a la hora de usar aire comprimido con la PS4

A la hora de limpiar la PS4 con aire comprimido, debes tener en cuenta algunas cosas importantes:

  • Nunca sujetes el bote boca abajo. Esto hará que el gas líquido en su interior salga de la lata y podría dañar la PS4 si cae encima de algún componente.
  • No rocíes el aire comprimido directamente en el ventilador, ya que lo hará girar y si se «pasa de vueltas» podría dañarlo. Antes de hacerlo, sujétalo con un dedo o bloquéalo con un bastoncillo para los oídos para evitar que se mueva.
  • Usa el aire comprimido solo en las zonas de ventilación. En otras palabras, para limpiar la fuente o el polvo acumulado en otros sitios mejor usa el trapo o los bastoncillos.
  • Rocía en ráfagas, ya que mantener una pulverización constante hará que el bote se enfríe, dificultando su manejo.