Intel Ivy Bridge: Comparativa de rendimiento de la RAM a diferentes velocidades

Escrito por José A. Cascales
Procesadores
0

Los nuevos microprocesadores de Intel que tanto están dando que hablar últimamente, los Ivy Bridge para socke LGA 1155 que vienen a suceder a los Sandy Bridge, poseen ciertas mejoras respecto a la anterior generación entre las que destaca su controlador de memoria integrado (IMC), con soporte nativo para RAM DDR3 a 1600 MHz frente al IMC de los Sandy Bridge con soporte para RAM DDR3 a 1333 MHz.

Muchos de vosotros diréis que los anteriores Sandy Bridge soportan RAM de mayor frecuencia, pero el soporte para ese tipo de RAM se lo da la placa base en función del chipset que emplee, no es debido por el tipo de RAM que el IMC del microprocesador soporta en principio. Si miráis en las especificaciones oficiales de Intel veréis que esto es así, y que si se emplea un micro Sandy Bridge en placas con determinados chipsets no soporta RAM a más de 1333 MHz de frecuencia.

En Computer Base han realizado un extenso y completo análisis del rendimiento de la RAM con estos nuevos microprocesadores Intel Ivy Bridge utilizando para ello un amplio abanico de módulos de memoria DDR3, que abarca frecuencias desde los 1066 MHz hasta los 2133 MHz y con diferentes latencias también. A continuación podéis ver algunos de los resultados obtenidos, donde queda reflejado que no hay diferencias sustanciales al emplear RAM con frecuencias superiores a 1600 MHz:

Los resultados del análisis varían en función de la aplicación que se utilice para ello, pero destaca el hecho de que no se obtienen diferencias sustanciales al emplear módulos con frecuencias superiores a 1600 MHz, la frecuencia que oficialmente es soportada por el IMC de los nuevos Ivy Bridge.

El promedio de las pruebas realizadas con módulos a 2133 MHz brinda un rendimiento superior en torno al 1 ó 1,1% respecto a utilizar RAM a 1600 MHz, diferencia insignificante la verdad, lo que unido a la diferencia en precio existente no merece la pena para la mayoría de los usuarios, aunque también es cierto que en determinados ámbitos muy concretos la diferencia puede que si se note más, pero unido a que el impacto del rendimiento de la RAM en el rendimiento general de un equipo no es algo que tenga un peso específico importante, se puede concluír que en la inmensa mayoría de los casos no merece la pena invertir en módulos de RAM muy caros y de frecuencias y/o latencias muy bajas.

Podéis ver el análisis completo en Computer Base en el siguiente link (ojo que está en alemán, es recomendable usar Google Translator): Computer Base.

Continúa leyendo