Intel SSD 510 Series: el disco duro de estado sólido con interfaz SATA a 6 Gbps

Escrito por Rodrigo Alonso

Intel Corporation ha anunciado el primer SSD (Solid State Drive o Disco duro de estado sólido) de su nueva gama: el Intel Solid-State Drive 510 Series.

El nuevo Intel SSD 510 cuenta con la gran velocidad de su interfaz SATA a 6 Gigabits por segundo (6 Gbps.), aprovechando al máximo la transición a los nuevos buses SATA, introducidos en las plataformas para la 2ª generación de procesadores Intel Core recientemente presentadas. , el nuevo SSD de Intel permite sacar el máximo partido a la 2ª generación de procesadores Intel Core.

Capaz de alcanzar tasas de transferencias de datos de hasta 500 megabytes por segundo (MB/s), el Intel SSD 510 dobla la velocidad de lectura secuencial de los SSD actuales de la compañía con interfaz de 3Gbps, y con una velocidad de hasta 315 MB/s, superando en más de tres veces sus tasas de escritura secuencial, lo que permite transferir más datos en menos tiempo. Esto hace de estos SSD el soporte ideal para los gamers, creadores de contenidos multimedia, aficionados a la tecnología y profesionales más exigentes.

Además, el Intel SSD 510 ofrece las velocidades de lectura y escritura secuenciales más elevadas de entre todos los SSD SATA disponibles hoy en día, con lo que ofrece unas prestaciones punteras que superan a los discos duros tradicionales en hasta un 50%.1 Frente a los discos duros mecánicos convencionales, los SSD no sólo ofrecen una mejor respuesta general del sistema, sino que, al no contar con componentes móviles, son más resistentes, consumen menos energía y son más silenciosos. Los SSD contribuyen a reducir los tiempos de arranque de un sistema y permiten iniciar aplicaciones y abrir archivos con mayor rapidez, al tiempo que agilizan la salida de hibernación del sistema, ofreciendo con ello mejoras considerables. Además, los discos duros convencionales no permiten aprovechar las ventajas que brinda la tecnología 6 Gbps. de la plataforma, ya que son incapaces incluso de exprimir al máximo el interfaz SATA 3Gbps que se emplea en la actualidad.

El Intel SSD 510 Series emplea la ya consagrada memoria flash NAND en proceso de fabricación de 34 nanómetros ofreciendo las tasas secuenciales más elevadas del mercado, con velocidades de lectura y escritura de hasta 500 y 315 MB/s respectivamente, en la versión de mayor capacidad. Este producto ya está disponible, y se comercializa en modelos de 250 y 120 GB, con un precio de 584 y 284 dólares respectivamente, en lotes de 1.000 unidades. Ambos productos ofrecen una garantía limitada de 3 años. La versión de 120 GB es la elección perfecta para sistemas con varias unidades, como las configuraciones híbridas SSD/disco duro mecánico, cada día más populares. En este tipo de configuraciones, el equipo accede al sistema operativo, los juegos y las aplicaciones favoritas del usuario desde el SSD, permitiendo contar con tiempos de arranque más reducidos y mayores prestaciones en las aplicaciones, mientras que los discos duros mecánicos se emplean para almacenar datos.

Continúa leyendo
  • Claudio Gundelman

    Al parecer el tradicional disco duro paso a la historia por su mecanica no puede competir con la nueva generacion de discos que fuera de su impresionante velocidad la seguridad de los datos es mayor.

    Bueno ahora los Servidores reclamaran un cambio de disco rapidito por los de estado solido a esa velocidad cualquier servidor podria trabajar olgado, con excelente tiempo de respuesta y confiable en su servicio

    • Para almacenar datos no, desde luego, dado su límite en el número de escrituras, cosa de la que carecen los discos mecánicos

  • carlos

    Puedo usarlos en cualquier mother que tenga sata 1?

    • unomas

      ¿Qué sentido tendría? Son bastante más caros que los discos duros, y si lo conectas a una interfaz lenta como el SATA en vez de SATA2 ó 3 irían mucho más lentos…