Silverstone Strider Gold Series: nuevas fuentes modulares de alta eficiencia

El reputado fabricante de fuentes de alimentación Silverstone lanza una nueva gama, la Strider Gold. La característica principal de la serie es la alta eficiencia entre 87 y 90%, así como una alta calidad de materiales para una fiabilidad sin igual.

Todas las Silverstone Strider Gold cuentan con certificación 80 Plus Oro, lo que garantiza unos valores de eficiencia de 87, 90 y 87%  al 20, 50 y 100% de carga.

La gama se compone de 4 modelos, de 750, 850, 1000, y 1200W de potencia. Además de ello, todas ellas soportan picos de 100W por encima de su valor de potencia.

Otra característica de estas fuentes es su diseño con un único raíl de 12V, con amperajes de 62, 70, 83 y 100A para los modelos de 750, 850, 1000 y 1200W respectivamente.

Al ser modulares, son especialmente recomendables para sistemas en los que la gestión del cableado tiene importancia.

Silverstone ha cuidado hasta el más mínimo detalle en esta nueva serie, hecho que se aprecia con la regulación de voltaje, no varía por encima del 3% (la mayoría de fuentes tienen como valor estándar el 5%).

Otra muestra de esto es la inclusión de condensadores de 2200uF en los cables PCIE para eliminar los ruidos producidos por las variaciones en la necesidad de alimentación de las tarjetas gráficas (los típicos zumbidos o chillidos eléctricos). De esta forma además se consigue filtrar el voltaje para que sea más estable.

Dispone de múltiples sistemas de protección conta exceso de voltaje, tensión, temperatura, falta de voltaje o cortocircuito entre otros. Para su ventilación cuenta con un silencioso ventilador de 135mm que genera un ruido de 19 a 36dB (dependiendo de la carga de la fuente).

Por último, cuenta con una vida estimada de 100000 horas.