La tecnolgía de Intel se utiliza en los mayores superordenadores del mundo

Escrito por Rodrigo Alonso
Notas de prensa
0

La valoración de Intel en la clasificación TOP500 ha mejorado increíblemente en los últimos diez años, pasando de sólo seis sistemas en la lista de noviembre de 2000 a  398 -cerca del 80%- en estos momentos, incluyendo tres de los cinco primeros puestos. Concretamente los procesadores Intel Xeon serie 5600, anunciados a principios de este año, son la pieza central del superordenador más potente del mundo, con 14.396 procesadores de Intel y un rendimiento asombroso de  2,57 petaflops (cuatrillones de cálculos por segundo).

Con el apoyo de Inspur, un fabricante de ordenadores de China, Intel ha colaborado estrechamente con el Centro Nacional de Supercomputación y con sus partners tecnológicos para conseguir este rendimiento innovador.

La 36ª edición de la lista de superordenadores TOP500, tal y como se anunció en el  SC10 que se celebra del 13 al 19 de noviembre en Nueva Orleans, indica que cerca del 80% de los principales 500 sistemas del mundo cuentan con procesadores de Intel.  Estos procesadores se utilizan cada vez más en equipos diseñados para geofísica, cálculos financieros e investigaciones científicas centradas en aplicaciones de uso general como, por ejemplo, las creadas para incrementar la seguridad de los futbolistas y para mejorar las imágenes médicas. Según la lista, los chips de Intel se utilizan actualmente en tres de los cinco sistemas más importantes, además de usarse también en el sistema que lidera la clasificación. Concretamente los procesadores Xeon serie 5600 son unos componentes esenciales en el sistema que aparece en el tercer lugar en la lista (Shenzhen), así como en el sistema que ocupa el cuarto lugar – el del  Instituto de Tecnología de Tokio-, que acaba de incorporarse a este listado. Los nuevos procesadores Intel Xeon serie 7500 se utilizan en el sistema Bull Supernode de la CEA, que ha entrado directamente en sexta posición. La clasificación de Intel ha mejorado en gran medida en los últimos diez años, ya que ha pasado de tan sólo seis sistemas en la lista en noviembre de 2000 a 398 – cerca del 80%- en estos momentos.

“Nuestro  roadmap para los procesadores Xeon continúa ofreciendo unos superordenadores muy potentes que ayudan a resolver los mayores retos de la humanidad”, indicó Rajeeb Hazra, director general de la organización Informática de Alto Rendimiento (High Performance Computing) de  Intel. “Estamos muy orgullosos de encontrarnos en el primer puesto de la lista Top500, ya que demuestra los impresionantes avances en rendimiento y versatilidad que están proporcionado nuestros procesadores en una amplia gama de cargas de trabajo apremiantes”.

Más éxitos en la clasificación Top500

Además de este superordenador Tianjin, 17.296  chips de Intel se utilizan en el sistema que aparece en el sexto lugar de la lista. El sistema de CEA fabricado por Bull cuenta con el mejor sistema de memoria compartida creada con el procesador Xeon serie 7500, para obtener un rendimiento por encima de un petaflop.

Otro superordenador destacable es el que se encuentra en el Instituto de Tecnología de  Tokio. Con procesadores Xeon serie 5600 dentro de un sistema de NEC/HP, este superordenador ocupa la cuarta posición en la lista y alcanza 2,4 petaflops.

El listado semi anual de superordenadores TOP500 es fruto del trabajo de Hans Meuer, de la Universidad de Mannheim, Erich Strohmaier y Horst Simon del National Energy Research Scientific Computing Center del U.S. Department of Energy y de Jack Dongarram, de la Universidad de Tennessee. Para ver el informe completo, visite www.top500.org

Continúa leyendo