Si tu teclado USB no funciona, prueba esto antes de comprar otro

Si tu teclado USB no funciona, prueba esto antes de comprar otro

Rodrigo Alonso

Cuando el teclado no funciona, podemos llegar a desesperarnos ya que es un elemento fundamental para interaccionar con el PC. Si tu teclado es USB, a continuación vamos a darte una serie de posibles soluciones que deberías probar antes de tirarlo y comprar otro pensando que se ha estropeado definitivamente.

Antes de comenzar, debemos matizar que las posibles soluciones que te vamos a contar a continuación son para cuando el teclado no funciona en su totalidad; en otras palabras, si tu problema es que no te funciona alguna tecla en concreto, es probable que dicha tecla se haya estropeado y que tengas que repararla o cambiar de teclado. Lo que vamos a contarte a continuación te servirá si nada en tu teclado funciona.

El teclado en pantalla de Windows

Para algunas de estas soluciones necesitarás disponer de un teclado, algo absurdo teniendo en cuenta que el problema es precisamente que el teclado no funciona. Por suerte, Windows cuenta con la herramienta «teclado en pantalla» que nos permitirá tener un teclado virtual en la pantalla, en el que podremos «teclear» pulsando sobre las teclas con el ratón. Para acceder a él, pulsa sobre el botón de Inicio y navega hasta «Accesibilidad de Windows», donde podrás seleccionar el teclado en pantalla.

No es lo más cómodo del mundo, pero para poder aplicar algunas de estas soluciones nos puede servir.

Qué hacer si el teclado no funciona

Ahora que tenemos un teclado virtual para poder salir del paso si no tienes uno de repuesto, vamos a ver qué posibles soluciones hay cuando el teclado no funciona.

Cambia el teclado de puerto USB

Es lo primero que deberías probar. Es posible que lo que esté dando problemas sea el USB al que está conectado y no el teclado en sí, así que prueba a conectar el teclado a otros USB, y a ser posible a otros «bloques» de puertos (que estén separados), por si la placa base tiene distintas controladoras USB.

puerto USB

Todos los dispositivos USB son Plug & Play, así que puedes hacerlo perfectamente con el ordenador encendido sin ningún riesgo. Si al conectar el teclado a otro USB sí que funciona, entonces ya sabes dónde está el problema, y no está en el teclado. Deberás en este caso revisar los USB de la placa base o de donde lo tenías conectado, reinstalar sus controladores, etc.

Normalmente, los errores vienen producidos por controladores USB 3.0 o superiores que no tienen drivers instalados correctamente, y aun así aparecen en el administrador de dispositivos sin fallo alguno.

Prueba el teclado en otro PC

Esto es lo segundo que deberías hacer. Si tienes otro PC en tu casa, prueba a conectar el teclado a éste y ver si ahí funciona, o si no es el caso, llévatelo a casa de un amigo que tenga PC. También puede servirte incluso conectar el teclado a una Smart TV o a una videoconsola.

Si el teclado no funciona puedes probar a conectarlo a una consola

Si conectándolo en otro PC, consola o Smart TV el teclado sí que funciona correctamente, entonces lo más probable es que el problema esté en el software de tu PC, y a continuación vamos a ver qué puedes hacer al respecto.

Comprobar los componentes de Windows

A veces el propio driver incluido en los componentes de Windows puede causar que el teclado no funcione, así que si tras probar lo anterior sigue sin funcionar, es recomendable realizar también este paso. Para ello necesitas abrir una ventana de Símbolo del sistema como Administrador (clic derecho en el botón de Inicio y selecciona Símbolo del sistema (Administrador)). Una vez abierta la ventana, escribe lo siguiente (con el teclado en pantalla) y ejecútalo con ENTER.

sfc /scannow

Si todo está bien este proceso no tardará más de un minuto, pero si hay algún problema lo detectará y solucionará automáticamente, así que en ese caso -buena señal- tardará un tanto más. Tras reiniciar, si la culpa de que el teclado no funcionara era de los componentes de Windows, ya debería volver a funcionar.

Reinstala el driver si tu teclado no funciona

Y no nos referimos al posible software de la marca que puedas tener (como Razer Synapse o Corsair iCUE por ejemplo), sino al driver interno de Windows, dado que también puede ser el causante del problema.

Para ello, debes abrir el Administrador de dispositivos (clic derecho sobre Inicio y selecciona Administrador de dispositivos). Una vez dentro, debes buscar dentro del apartado «Teclados» tu teclado, e ir desinstalando (clic derecho -> Desinstalar dispositivo) todos los componentes llamados «Dispositivo de teclado HID». Es muy probable que haya varios de estos elementos con el mismo nombre, debes quitarlos todos.

Si el teclado no funciona, desinstala el driver

Una vez hecho esto, reinicia el PC. Al iniciar Windows de nuevo, el sistema operativo intentará detectar de nuevo el teclado e instalará su driver correspondiente automáticamente, así que no tienes que hacer nada más.

Si tras probar esta última solución el teclado no ha vuelto a la vida, entonces lo más probable es que efectivamente se haya estropeado y tengas que cambiarlo por uno nuevo. Lo ideal es que sepamos el driver correcto mediante la ID de la controladora, ya que por norma es más fallo de esta que del propio teclado.

Hay que tener en cuenta que un driver incorrecto o defectuoso no solamente puede hacer que nos quedemos sin teclado, sino que algún otro periférico podría fallarnos.